Propóleo contra enfermedades cardiacas

UNAM investiga propiedades de la sustancia cérea fabricado por las abejas para evitar enfermedades cardiovasculares, así como caries dentales

12/07/2011 6:53
AA

En México el propóleo se utiliza básicamente contra  la tos derivada de infecciones en la garganta, pero en otras naciones se ha aplicado también para la atención de enfermedades cardiovasculares, así como en las caries dentales, ante lo cual la UNAM ha iniciado investigaciones  para corroborar estas bondades y extender su aplicación con bases científicas.

 
Así lo informó la UNAM en un comunicado, donde puntualiza que José Fausto y Blanca Rivero Cruz, así como los médicos veterinarios zootecnistas Ángel López Ramírez y Adriana Correa Benítez, son los responsables de estas líneas de investigación, cuyo objetivo también es fomentar el uso y aprovechamiento de este recurso desperdiciado.
 
El propóleo es un compuesto céreo es elaborado por las abejas para tapar fisuras en sus colmenas; sus ingredientes son ceras, compuestos aromáticos, flavonoides, terpenos, alcoholes de alto peso molecular y polen; su estructura química varía por factores como la época del año, la floración y la región donde los insectos hacen sus colectas.
 
Los estudios sobre sus positivos efectos cardiovasculares, se enfoca hacia pacientes con padecen problemas de circulación, cardiacos, o hipertensión.
 
“En importante saber las propiedades de la sustancia mexicana en este campo, sobre todo si consideramos que los padecimientos cardiovasculares son la primera causa de muerte en el país”, enfatizó el investigador José Fausto.
 
El primer paso, explicó, es separar los compuestos con procedimientos químicos y evaluar la respuesta biológica, porque así se tiene la certeza de alguna acción en los seres vivos. Después, en colaboración con la Universidad Autónoma de Querétaro, se harán pruebas con la aorta aislada de rata o de cobayo.
 
Posteriormente, se pretenden determinar sus efectos in vivo, lo que implica el suministro oral de cierta cantidad para saber sus efectos sobre la presión arterial de los individuos. “Esperamos comprobar que tiene efectos directos sobre el control de estas afecciones”, recalcó.
 
Sí combate las caries
 
Respecto a las caries, el primer análisis fue sobre sus efectos en los microorganismos causantes de las caries –Porphyromonas gingivalis y Streptococcus mutans–, evidenciándose que algunos elementos del propóleo son funcionales para ese fin, lo que ha permitido el aislamiento de compuestos, mencionó.
 
De igual forma se ha determinado que otros tienen actividad sobre las encimas glicosiltransferasas de Streptococcus mutans, responsables del incremento en la producción de la capa dentobacteriana.
 
Puntualizó que  se han obtenido compuestos puros de tipo flavonoide y terpenos, que han inhibido el crecimiento de las bacterias en diferentes concentraciones, principalmente en glicosiltransferasas de S. mutans. Con estos descubrimientos, puntualizó Rivero Cruz, se puede buscar la forma de prevenir las caries.
 
(Con información de la UNAM)
 
 
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: