Proteína animal, tan peligrosa como el tabaco

El consumo excesivo de carne eleva el riesgo de desarrollar enfermedades similares que las que produce el tabaquismo.

07/03/2014 6:48
AA
Cuida lo que comes parece ser el lema para llegar a viejo. Un estudio de la Universidad del Sur de California, en Estados Unidos, explica que llevar una dieta alta en proteína animal, puede dañar tanto al organismo como la adicción al tabaco.
 
Exceder el consumo de carne en la mediana edad, provoca cuatro veces más probabilidades de morir por cáncer, un riesgo de mortalidad comparable con el que causa el tabaquismo.
 
El estudio, que se publicó en Cell Metabolism, contó con una amplia muestra de adultos y se realizó durante casi 20 años, señala que una dieta alta en proteínas provoca el doble de probabilidades de morir y cuatro veces más probabilidades de fallecer por cáncer, pero la ingesta moderada de proteínas es buena para las personas una vez superados los 65 años.
 
Valter Longo, profesor de Biogerontología en la Escuela de Gerontología en USC Davis y director del Instituto de Longevidad del mismo centro educativo, dice que la cuestión no es si una determinada dieta te permite sentirte bien durante tres días, sino si te ayudará a vivir hasta los cien años
 
Las personas que comen muchas proteínas de origen animal, incluyendo carne, leche y queso, también elevan el riesgo de tener una muerte temprana.
 
Los amantes de la proteína analizados en este trabajo presentaban un 74% más de probabilidades de morir por cualquier causa durante el periodo de estudio que sus contrapartes, que ingerían cantidades más bajas de proteínas.
 
También tenían varias veces más probabilidades de morir de diabetes. El estudio muestra que mientras que la ingesta elevada de proteínas durante la mediana edad es muy dañina, resulta protectora para adultos mayores: las personas mayores de 65 años que llevaron una dieta de alto o moderado valor proteico eran menos susceptibles al cáncer.
 
Un hallazgo fundamental que destacan los investigadores, es que las proteínas de origen vegetal al parecer no tienen los mismos efectos que las proteínas animales. 
 
Las tasas de cáncer y muerte tampoco parecen verse afectadas por el control de los hidratos de carbono o el consumo de grasa, lo que sugiere que la proteína animal es la principal responsable.
 
La recomendación del investigador, coincide con las de varias agencias de salud: una persona en la mediana edad, debe consumir al día alrededor de 0,8 gramos de proteína por kilogramo de peso.
 
Por ejemplo, una persona de unos 59 kilogramos debe comer alrededor de 45 a 50 gramos de proteína al día, con preferencia por los derivados de las plantas, tales como legumbres, detalla Longo. 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: