Proteínas ayudarían a hombres a envejecer bien

Cuestionan si comer carne y pescado brindaría a varones una mejoría física y mental, tal como explica un estudio realizado en Japón.

18/03/2014 6:26
AA
Consumir proteína animal ayuda a los hombres a envejecer mejor, pero no a las mujeres, señala un estudio realizado en Japón.
 
Un estudio del Instituto Nacional de Salud y Nutrición de Tokio, que encabezó Megumi Tsubota-Utsugi, analizó las respuestas de una encuesta realizada a mil hombres y mujeres que tenían un promedio de 67 años.
 
Los temas del formulario incluyeron el tipo de dieta que se llevaba, incluyendo la ingesta de proteína animal, al inicio y al final de la investigación, que duró siete años.
 
Los resultados, que se publicaron en Journal of the American Medical Association, sugieren que los hombres que comían la mayor cantidad de carne y pescado redujeron sus probabilidades de deterioro mental y físico en un 39 por ciento, en comparación con los hombres que comían la menor cantidad de proteína animal. Mientras que en las mujeres no se vio ese cambio.
 
Tampoco se observaron beneficios en las personas que consumían proteínas vegetales.
 
En función de cuánta carne y pescado comían, los participantes fueron divididos en 4 grupos. También les realizaron pruebas sobre los aspectos sociales e intelectuales de su vida.
 
Al final del estudio, aproximadamente una cuarta parte de los participantes informaron que sufrían deterioros del pensamiento y de otras habilidades. Pero el riesgo de deterioro mental y físico de los hombres que más carne y pescado comían se redujo en un 39 por ciento, en comparación con los que menos proteína animal comían, hallaron los investigadores.
 
Sin embargo, al hacer una revisión, tres especialistas cuestionaron los resultados de la investigación. Lona Sandon, profesora asistente de nutrición clínica del Centro Médico de la Universidad de Texas Southwestern, en Dallas, señala que se trata sólo de un estudio observacional.
 
“Simplemente muestra una relación entre la proteína y el deterioro funcional. No demuestra que exista causalidad”. Además, como el estudio se realizó con una población tan específica -hombres y mujeres japoneses-, los resultados quizá no apliquen a las personas de otros lugares, indicó Sandon.
 
Aun así, la investigación indica que la ingesta adecuada de proteína es importante conforme envejecen las personas, señaló Sandon. La capacidad de procesar las proteínas podría empeorar en la vejez. Como resultado, los requerimientos de proteínas podrían aumentar, sugirió el estudio.
 
Connie Diekman, directora de nutrición en la Universidad de Washington en St. Louis, piensa que el estudio tiene algunas limitaciones serias.
 
Señaló que la información sobre la alimentación se evaluó solo dos veces en 7 años, las porciones no se evaluaron con meticulosidad y la intensidad del ejercicio (un factor importante en la construcción del músculo) no se tuvo en cuenta.
 
Aun así, “este estudio me dice que necesitamos mantener unas cantidades adecuadas de proteínas y una buena diversidad en la procedencia de las proteínas, sobre todo del pescado, a lo largo de toda la vida”, comentó Diekman.
 
Otra experta mandó una advertencia distinta. El estudio “no le da licencia para ir al restaurante de hamburguesas más próximo con la idea de que está salvando su cerebro”, comentó Samantha Heller, nutricionista clínica en el Centro Médico Langone de la NYU de la ciudad de Nueva York.
 
En general, no es raro que las personas mayores consuman menos proteínas y menos calorías de las que necesitan para detener la pérdida de masa muscular y de fluidos corporales importantes, explicó. La pérdida de masa muscular afecta a la calidad de vida, a la salud de los órganos y al sistema inmunitario.
 
“La carga excesiva de proteína, sin embargo, no es tampoco la solución, porque a medida que envejecemos nuestros riñones y otros órganos podrían no ser capaces de manejar cantidades excesivas de proteína”, comentó Heller. Además, una dieta cargada de carne roja y procesada se asocia con enfermedades cardiacas, diabetes, algunos cánceres y demencia, explicó.
 

“Queremos asegurarnos de que nuestra población que envejece está comiendo una dieta equilibrada y saludable, repleta de los fluidos adecuados y de fuentes de proteína saludables, lo que incluye el pescado, el pollo, las legumbres y los frutos secos”, añadió Heller. (Con información de Medlineplus) 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: