¿Qué provoca depresión en los niños?

Un mal ambiente familiar o la presión escolar, son algunos factores

19/01/2017 12:31
AA

Un niño llorando es algo común, “es la edad”; si está enojado es un berrinche más que “ya se le pasará”; si está distante o irritable sólo quiere llamar la atención, otra “cosa común de su edad”… estas son algunas de las cosas más comunes que los adultos creen al notar que los niños tienen estos comportamientos, cuando realmente pueden ser la señal de un problema grave: depresión.

La niñez es percibida como una etapa de pureza y alegría, donde los problemas no existen y lo único que importa es jugar y disfrutar de la vida, por lo que la depresión no es admisible, pues la creencia siempre es ¿qué problemas puede tener un niño?

“Pensar que los niños no se deprimen es totalmente falso. Ellos también llegan a deprimirse por diversos factores como el ambiente familiar o la presión escolar”, explica el Dr. Oscar Sánchez Guerrero, psiquiatra de niños y adolescentes.

El especialista indica que las causas de depresión en los niños son diferentes, pero algunas de las más comunes son:

  • Un ambiente familiar inestable
  • Problemas de convivencia de los padres
  • Enfermedades crónicas
  • Problemas de adaptación social
  • Presión escolar

“Muchos padres presionan demasiado a sus hijos para que tengan buenas calificaciones porque consideran que eso es lo que los define como exitosos. Las calificaciones no siempre aseguran éxito”, señala.

¿Cómo detectar la depresión?

Sánchez Guerrero indica que el principal síntoma de la depresión en niños es la irritabilidad, seguido de la tristeza permanente y la desesperanza.

“La desesperanza ocurre cuando todo lo que hacen pierde sentido. No importa el futuro, la escuela o sus actividades favoritas”, menciona.

Otros síntomas pueden ser el llanto fácil, aislarse o ser agresivo, pero al igual que los factores que provocan la depresión, las señales son diferentes en cada niño.

¿Cómo tratar la depresión?

Es primordial que los padres estén al pendiente al cambio de comportamiento de los niños y en caso de detectar alguna anomalía, buscar ayuda especializada.

“No es algo que se le pasará al niño en un tiempo. Los síntomas de la depresión no se van por sí solos, necesitan tratamiento y sobre todo la unión de la familia”, aclara

Videojuegos y agresión

La agresión es uno de los síntomas de depresión que se presenta en los niños, pero que en muchas ocasiones se asocia a otros factores, especialmente a los videojuegos.

“Los videojuegos son estímulos visuales como muchos otros, pero no generan violencia por sí solos. Existen diversos factores como cuadros depresivos o vivir en un ambiente violento, entre otros”, señala el especialista.

Detalla que la violencia es parte inherente del ser humano y jugar videojuegos violentos puede ser una forma de descargar todo ese sentimiento, aunque no podría asegurarlo por completo.

Lo ideal, detalla, es asignar el horario y tiempo de uso de los videojuegos, sin caer en los extremos.

“Los videojuegos de violencia llegan a los niños por los padres, así que se debe ser muy cuidadoso en ese sentido. Todos tienen recomendaciones de edad que debe seguirse. Los de violencia generalmente son para adultos y no tienen porque darse a los niños”, concluye.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: