Prueba detecta riesgo de infidelidad

Algunas personas poseen un gen llamado RS33, y mientras más se desarrolla, más promiscua es una persona.

15/02/2013 3:52
AA

 Cuando las personas se enamoran, lo hacen por la producción de dopamina, un neurotransmisor que da la sensación de bienestar, y cuando se vive el romance en su máxima expresión las personas dejan de pensar y por ello deciden casarse.

Sin embargo, algunas personas poseen el gen RS33, que indica que tan infiel es un individuo, es decir que biológicamente necesita ser promiscuo, y una prueba de este tipo puede revelar el riesgo que se tiene de que haya alguna infidelidad.

 De acuerdo con Jaime Calixto González, investigador de Ciencias Médicas, en la actualidad se puede hacer esa prueba con unas gotas de sangre y 16 mil pesos, pero solo se hace en Estados Unidos, México aun no tiene capacidad para ello.

El científico indicó que esta prueba planea incluirse en los estudios prenupciales para 2020, con el fin de reducir el índice de divorcios causados por infidelidades.

El experto indicó que esta prueba no va a decidir si las personas desean o no contraer matrimonio, pero por lo menos se les puede advertir el índice de riesgo que existe en cuanto a que su pareja sea promiscua.

En el estudio que se realizó en México, el experto señaló que la incidencia de infidelidades por este gen ocurre en 16 de cada 100 matrimonios en Aguascalientes, y señaló que por lo general el hombre es más infiel que la mujer en una proporción de 60 – 40.

Las causas que dio el científico son que el hombre tiene una hormona diferente a la mujer llamada vasopresina, la cual entre más la libere el varón, más promiscuo se convierte, pero también es más celoso y delimita su territorio.

“Los hombres somos prácticos, más visuales nos enamoramos del escote… del cuerpo, y ustedes de la proyección del individuo, de la integración física, del procesamiento social, y con todo esto, ustedes ven mejor, saborean mejor, ven mejor, piensan mejor y son más táctiles, tienen probabilidad al tacto fino 30 por ciento más que el hombre”, aseguró.

Agregó que lo anterior provoca que el hombre llegue al contacto sexual a lo que va, y las mujeres sienten muy distinto.

“El proceso de excitación es más intenso, el mensaje es claro, las mujeres necesitan imaginación, tacto, proyecciones para llegar al orgasmo, los hombres no, todo este procesamiento distinto es una herencia filogenética que tenemos, lo traemos de muchos mamíferos y lo proyectamos”, detalló.

“El orgasmo de la mujer dura de 12 a 15 segundos, el del hombre dura de 5 a 7 segundos, ¿porque la diferencia, si tenemos el mismo cerebro?, una mujer si sigue estimulada puede ser multiorgásmica, hay un estudio que comprueba que una mujer en una hora puede tener hasta 23 orgasmos si sigue estimulada, el hombre entre orgasmo y orgasmo tarda mínimo 15 minutos en recuperarse”.

Y finalmente el especialista con doctorado en Neurofisiología y Fisiología de la Universidad de Pittsburgh, reveló que en el Instituto Karolinska, en Estocolmo, está estipulado que para el año 2020 sea la detección del RS334 como una prueba prenupcial, y decirles a las personas “tu futuro marido es RS334 positivo con la gran probabilidad de ser promiscuo e infiel y territorial ¿Te casas con él?”

“La mayoría de nosotros diríamos por supuesto que no, pero este es un hecho que cuando nosotros decidimos casarnos tenemos Dopamina alta, y no nos importa”, concluyó. (El Universal)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: