¿Qué detecta una prueba electrocardiograma?

Es un estudio que registra la actividad eléctrica del corazón; una representación gráfica que capta las señales de los latidos.

29/10/2013 1:52
AA

El electrocardiograma (ECG o EKG) es una prueba que registra la actividad eléctrica del corazón. Se trata de una representación gráfica de la contracción cardíaca para la que se emplean pequeños discos metálicos (electrodos) que captan, amplifican y registran sobre un papel milimetrado las señales del latido del corazón.

El ECG ofrece dos tipos de información: el impulso del corazón, el tiempo de transmisión de este impulso y sus posibles irregularidades, así como la forma que permite deducir si hay alteraciones en el músculo cardíaco y sus cavidades.
 
Esta prueba diagnóstica además es útil para:
  • Estudiar la regularidad de los latidos.
  • Conocer el efecto que ciertos medicamentos tienen sobre la velocidad de transmisión del Impulso o sobre la contracción.
  • Saber el tamaño de las cámaras o la variación en el grosor de las paredes.
  • Detectar posible daño al corazón (angina de pecho, infarto).
  • Comprobar el funcionamiento de los dispositivos reguladores de la actividad cardíaca, tanto Anatómicos como artificiales (marcapasos)
¿Cómo se realiza un electrocardiograma?
Las células del corazón están en constante actividad, provocando un flujo constante de iones (sustancias con una pequeña carga de sodio, potasio, cloro y calcio) entre el interior y exterior de las células. Las diferencias de carga producidas por este flujo, se convierten en pequeñas corrientes eléctricas que crean en las células del corazón, que es lo que provoca la contracción y relajación del ciclo cardíaco.
 
Cuando late el corazón, se produce el ciclo cardíaco (en inglés): las aurículas y ventrículos del corazón se contraen (sístole) y se relajan (diástole). Cuando las aurículas se contraen, empujan la sangre hacia los ventrículos que en ese momento están en reposo. A esta fase le corresponde un movimiento inverso: los ventrículos se contraen y se vacían y las aurículas se relajan y se llenan de sangre.
 
A cada una de estas fases, le corresponde diferentes señales que se registran en el electrocardiograma.
 
¿En qué consiste un ECG?
Es necesario que te quites las joyas y adornos metálicos ya que pueden intervenir con los electrodos. En el electrocardiograma convencional se colocan diez electrodos (seis en el pecho y uno en cada extremidad), que ayudan a hacer una lectura de la actividad eléctrica del corazón.
 
Preparación para el electrocardiograma
No requiere ninguna preparación especial. Pero se aconseja no realizar ejercicios físicos intensos, ni subir escaleras de forma apresurada debido a que podrían aumentar la frecuencia cardíaca, lo que alteraría los resultados de la prueba. Tampoco es recomendable fumar ni beber café media hora antes de someterse al electrocardiograma.
 
¿Qué ocurre durante la prueba?
Deberás tumbarte en una camilla, donde te colocarán electrodos en tobillos, muñecas y pecho. Es posible que antes te limpien la zona con alcohol para eliminar el sudor para facilitar que la adhesión de los parches en los que se colocarán los electrodos.
 
Es importante que te relajes y te mantengas inmóvil y en silencio durante la prueba, que durará unos cinco minutos.
 
Valores normales
Frecuencia cardíaca: 60 a 80 latidos por minuto.
Ritmo cardíaco: constante y uniforme.
 
¿Para qué sirve un electrocardiograma?
El electrocardiograma o ECG se utiliza para evaluar la actividad eléctrica del corazón y detectar posibles alteraciones cardíacas.
 
  • Muestra la frecuencia cardíaca.
  • Permite diagnosticar lesiones del miocardio.
  • Distinguir un pequeño infarto.
  • Detectar arritmias.
  • Alteraciones de la actividad eléctrica del corazón.
  • Valorar causas de insuficiencia cardíaca.
  • Triaje: cuando en urgencias médicas hay sospecha de problemas cardíacos la práctica del ECG sugiere normalidad o la necesidad de seguir estudiando al paciente. Un ECG diferente a la normalidad no implica que haya una enfermedad cardíaca.
Interpretación de un electrocardiograma
Un electrocardiograma o ECG representa la corriente eléctrica a través del corazón durante un latido:
 
Onda P: es la primera deflexión cuando la onda eléctrica activa las aurículas en el electrocardiograma se aprecia un pequeño pico. Indica que la corriente eléctrica pasa por las aurículas.
Intervalo PR: El impulso viaja a través del nódulo AV. De aurícula a ventrículo.
Picos QRS: Registra la contracción de los ventrículos. Equivale a la sístole.
Onda T: indica la relajación ventricular, cuando las células cardíacas vuelven al estado previo de reposo.
Intervalo QT: Es el tiempo que ha empleado el corazón en contraerse y relajarse. (Con información de about.com)

 

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: