Qué dice la ciencia sobre la mariguana

Lo bueno y lo malo del uso de este psicoactivo y sus efectos en el cuerpo humano han sido expuestos por la ciencia desde hace 90 años.

18/02/2014 2:58
AA
Desde 1924 hasta  2014 se han publicado en revistas científicas arbitradas  poco más de 600 reportes científicos de investigaciones sobre efectos de la mariguana en el cuerpo humano. Un vistazo a estos estudios permite ver a los usuarios que hay noticias buenas y malas para quienes defienden la liberación de su consumo.
 
Hoy sabemos que esta planta originaria de Asia elimina el dolor crónico de pacientes con cáncer, esclerosis múltiple y procesos post-operatorios. También se han documentado los grandes beneficios de fumar esta planta para disminuir la presión del interior del ojo y así tratar el glaucoma. Además, los médicos saben bien que la mariguana elimina las náuseas derivadas de la quimioterapia y aumenta el apetito en pacientes inmunodeprimidos a raíz de avance del SIDA.
 
Un argumento más a favor de la mariguana, se ha demostrado que es mucho más amigable con los pulmones que el cigarrillo de tabaco, y se le vincula poco con casos de cáncer de pulmón.
 
Pero la propia ciencia documenta que ningún consumo de neuroestimulantes es inocuo o perfecto. En contra del consumo de mariguana hay que decir que esta planta daña la memoria, deteriora la replicación del ADN, eleva el riesgo de padecer cáncer en los testículos y puede detonar crisis en pacientes con esquizofrenia. Cuando las mujeres embarazadas fuman mariguana pueden provocar que los testículos y el útero de sus bebés se achiquen hasta en 15 por ciento.
 
Algunos de los estudios sobre los beneficios del consumo de mariguana tienden a desplomarse con estudios más recientes. Por ejemplo, en 2005 se publicó una investigación del muy prestigiado Instituto Scripps de Ciencias Biomédicas, de California, que decía que el consumo de Cannabis retrasa el Alzheimer. Cinco años después, en 2010, un estudio más amplio de la universidad canadiense de British Columbia desplomó esos resultados y volvió a señalar daños graves a la memoria.
 
Aceite persistente
La mariguana es una planta psicoactiva y los efectos en cada cerebro son diferentes. Es por ello que fue muy difícil comenzar a establecer marcos para su estudio.  Reservadas originalmente para uso de ancianos, adivinos, curanderos y chamanes, las plantas alucinógenas, como la mariguana, se consumen actualmente fuera de contextos y calendarios rituales, generando nuevas preguntas sobre los efectos de su uso sistemático.
 
El consumo crónico de la planta, con más de un cigarrillo por día, no permite que se cumpla el periodo normal de desintoxicación de la sangre, que es de entre 24 y 72 horas. La mayoría de los efectos a corto plazo de la mariguana desaparece después de dos o tres horas. La droga en sí, sin embargo, tiende a persistir en el cuerpo.
 
El THC es una sustancia soluble en grasa y se acumula en los tejidos grasos del hígado, pulmones, testículos y otros órganos. Dos días después de fumar mariguana, una cuarta parte del contenido de THC puede todavía mantenerse y aparecerá en las pruebas de orina tres días después de su uso. Los rastros pueden ser recogidos por los análisis de sangre  hasta cuatro semanas más tarde.
 
Algunas de las razones que estimulan el consumo diario son su baja agresión a los pulmones. La Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) concluyó que el hábito de fumar mariguana no aumenta el riesgo de  cáncer de pulmón. Otros autores opinan que, aunque el riesgo de cáncer de pulmón sí se incrementa, al no contener alquitrán, el riesgo es notablemente inferior que el del cigarrillo estándar.
 
Hasta ahora no se han documentado casos de intoxicación aguda con mariguana, aunque esto puede variar según el tipo de planta que se consuma, pues la variación de THC de una planta a otra puede varias desde un 5 por ciento hasta un 24 por ciento de concentración, A pesar de esta ausencia de casos de intoxicación se teme que podría presentarse alguna forma de envenenamiento si la marihuana se consume por vía digestiva, por ejemplo en galletas o pasteles hechos con esta planta, pues al pasar por el hígado antes de llegar al cerebro podría generar otros sub-productos químicos.
 
Mala memoria
En febrero de 2010, una investigación canadiense de la Universidad de British Columbia y del Instituto de Investigaciones Vancouver Coastal Health, concluyó que el consumo de mariguana acelera la pérdida de memoria asociada a la enfermedad de Alzheimer.
 
Adicionalmente, en febrero de 2009, la más importante revista de oncología, llamada Cancer, demostró que en un grupo de 369 varones que fueron diagnosticados con cáncer en los testículos, el 70 % reconoció que fumaba mariguana al menos una vez a la semana.
 
El estudio se hizo en Seattle, en el Centro de Investigación sobre Cáncer Fred Hutchinson. Un segundo hallazgo fue que aquellos que desarrollaron cáncer de testículos antes de los 35 años reconocieron que fumaban mariguana desde la adolescencia, etapa muy importante en  la formación de los testículos.
 
Los médicos sospechan que la exposición crónica a la mariguana tiene varios efectos adversos en los sistemas endocrino y reproductivo, porque se depositan y permanecen durante largo tiempo en el tejido grado de los testículos y, de este modo, disminuyen la calidad del esperma.
 
Una investigación más que cuestiona los beneficios de la mariguana se publicó el 17 de agosto de 2009, la revista de Chemical Resarch Toxicology publicó un estudio en el que se mostró que aunque el tabaco es muy dañino porque destruye los cromosomas en células sanas, la mariguana va más allá, destruye el ADN.
 
Quizá más terrible que todo lo anterior es una investigación que sembró una fuerte duda en el año 2005 y que continuó en estudio hasta 2010: la relación de mariguana y brotes de esquizofrenia.
 
El estudio sólo se enfocó en pacientes que tenían antecedentes familiares de esta enfermedad que provoca  trastornos graves de conducta. Esta investigación publicada en la revista British Journal of Psychiatry, documentó 535 incidentes de pacientes con esquizofrenia ocurridos después de consumir mariguana. Todos ellos tenían propensión hacia esta enfermedad.
 
Quién tiene la razón
La manera como se califican los beneficios o perjuicios de la Cannabis  no es uniforme. La valoración de las consecuencias varía según la actitud general que se toma hacia la planta. Pero ahí está la ciencia para hacer valoraciones más acertadas.
 
En febrero de 2009, los ex presidentes Ernesto Zedillo de México, Fernando Henrique Cardoso de Brasil y César Gaviria, de Colombia, en su calidad de integrantes de la Comisión Latinoamericana sobre Drogas y Democracia, demandaron por primera vez la descriminalización de la tenencia  de mariguana para consumo personal y el “cambio de paradigmas” en el combate a las drogas. 
 
Dijeron que el problema de las drogas, en especial de la mariguana, debe atenderse y combatirse como un problema de salud, a la par del combate de la violencia generada por los cárteles y traficantes, declararon.     
 
Mientras este debate continua, millones de personas consumen este psicoactivo que en este momento puede tenerlos en un estado de ensoñación placentero, donde el tiempo subjetivo, los colores, los sonidos y las percepciones espaciales cambian, y donde aparecen aspectos de lo cotidiano hasta el momento desapercibidos.
 

El apetito aumenta, los colores pueden parecer más brillantes, los sonidos más intensos. La la tensión se alivia y muchos sienten una sensación de bienestar. Pero como no todos los cerebros son iguales, también en este momento hay millones de personas experimentando sensaciones desagradables tras haber fumado;  padecer náuseas o reaccionar vomitando, sin que por ello se reduzca el principio activo que ya está en su cuerpo. Algunas veces la experiencia de corto plazo será buena, en otros, negativa. 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: