¿Qué es el trastorno de la personalidad?

Experta dijo a SUMEDICO, que las personas que presentan estas patologías, en casos graves, pueden poner en riesgo su vida.

14/04/2013 12:51
AA
“De poetas y locos todos tenemos un poco”, dijo la psicoterapeuta Aída Malfavón, quien sin embargo, explicó a SUMEDICO que los trastornos de la personalidad son conductas que pueden llegar a salir de los parámetros que socialmente se consideran como normales, “ todos podemos presentarlos en alguna medida, pero se vuelven peligrosos cuando son extremosos y merman la calidad de vida, de quien los padece o afectan a terceros”.
 
La experta recordó un caso en el que la persona debe cerciorarse cinco veces que su puerta quedó completamente cerrada, “con revisar una vez basta, pero hacer esto todo el tiempo puede inducir otros problemas de paranoia, aquí no afecta a terceros, pero si se afecta a sí mismo y puede considerarse ya una patología, porque además lo hace todo el tiempo en todas las circunstancias”.
 
Malfavón especificó que es muy difícil y casi imposible que quien padece este trastorno se percate de ello porque para ellos “sus actitudes son normales, y es hasta cuando los demás les señalan que lo que hacen es raro, pueden prestar un poco más de atención”.
 
Quienes están alrededor de un paciente así, pueden detectarlo porque tienen reacciones ante cierto tipo de estímulos no comunes o que los demás considerarían poco sanos, como las acciones de violencia, o agresión sin razón alguna, y estos impulsos se presentan sin que el paciente pueda controlarlo.
 
Cuando otras personas notan estos comportamientos en alguna persona, “regularmente se lo harán notar, porque incluso llega a resultar amenazante para los amigos, familia, jefes o compañeros, y entonces,  lo ideal sería acudir con algún profesional de la salud mental, ya sea psicólogo, psicoterapeuta o psiquiatra, para que pueda diagnosticar y evaluar si existe o no el trastorno.
 
De acuerdo con Malfavón, el diagnóstico se realiza si se cumplen los criterios estipulados en el manual DSM IV o V, que es la descripción de todas las enfermedades mentales que existen, y son por interpretación porque “desafortunadamente no hay una tomografía o algún estudio especifico como los de laboratorio que afirmen o rechacen que una persona tiene trastorno de personalidad”.
 
Una vez diagnosticado, según la gravedad de la patología, el paciente será referido con el profesional compete para su caso. En un estado muy severo, la terapeuta señaló que se requiere de hospitalización psiquiátrica, acompañada de un proceso psicoterapéutico, para que la persona vaya asimilando la realidad. En los casos menos severos, con apoyo psicológico bastará.
 
Aída especificó que de no tratarse, esta patología causa graves afectaciones para la persona en su vida diaria en la escuela, trabajo, amigos, familia y en todos los entornos sociales, además de ocasionar riesgos como  que la persona sufra aislamiento, rechazo, hospitalización y muerte (suicidio).
 
Finalmente, Malfavón señaló que “es importante reconocer “si eres el jefe, padre de familia, maestro o amigo, que la persona puede tener este trastorno para que se busquen alternativas de apoyo, ya que se puede aparentar estar bien, sin embargo, al notar estos síntomas en alguien cercano lo peor que se puede hacer es guardar silencio, pues tratarlo puede evitar situaciones delicadas de vida o muerte. En caso de que se conozca a alguna persona con ciertos rasgos extremos, es importante que se le comunique para recurrir a un médico o profesional en salud mental”.
 
(*) Aída Malfavón
Psicoterapeuta Gestalt
Malfavon_aida@hotmail.com

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: