¿Qué es la displasia de cadera?

La displasia o luxación de cadera, es más frecuente en bebés recién nacidos y mujeres.

02/10/2015 10:36
AA

Las enfermedades de la cadera pueden presentarse en cualquier etapa de la vida como al nacer, en la infancia, la adultez o la vejez y una de las más comunes es la displasia o también conocida como luxación de cadera que se caracteriza por una malformación en los miembros inferiores.

Este trastorno es más común en bebés recién nacidos y en mujeres, pero en ocasiones los síntomas se presentan en la juventud o adultez, por lo que es importante atenderlo de manera oportuna para evitar el desgaste temprano de las articulaciones.
 
Los factores que aumentan el riesgo de la displasia son:
 
•El sexo femenino  debido a la mayor elasticidad producida por la sensibilidad a las hormonas maternas
•Embarazo de gemelos
•Ser el primer hijo
•Nacer con las nagas por delante
•Antecedentes familiares 
•Tener enfermedades como gota, artritis reumatoide o la enfermedad de Perthes
 
Los síntomas que nos indican a presencia del trastorno varían de acuerdo a la edad.
 
a)Bebés: tienen limitación para abrir las piernas y producen sonidos o traquidos en la cadera.
b)Niños: suelen caminar con los pies hacia dentro o cojear.
c)Adulto: se caracteriza por un dolor en la ingle con irradiación al muslo, generalmente no se extiende más allá de la rodilla.
 
Para diagnosticar la displasia en recién nacidos, el pediatra llevará a cabo unas maniobras conocidas como Ortolani y Barlow, las cuales consisten en realizar una serie de movimientos flexionando y abriendo con delicadeza las piernas del bebé.
 
En relación al tratamiento, éste suele variar en función de la gravedad del caso y la edad de la persona.
 
En el caso de los bebés, se recomienda un tratamiento postural cargando al bebé de ciertas maneras y colocándolo boca arriba con las piernas abiertas para intentar que el hueso se acomode solo. Si la enfermedad es más grave, se suelen utilizar prótesis blandas o rígidas que mantienen las caderas en flexión para reducir la luxación.
 
Si estos métodos no funcionan, el último recurso es la cirugía.
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: