Qué es la histerectomía y en qué casos se realiza

Toda mujer que se vaya a someter a este procedimiento debe saber cuáles pueden ser las consecuencias que se presentarán en su cuerpo.

06/10/2014 10:40
AA

La discusión en torno a la histerectomía, operación que consiste en extirpar la matriz, debe ser parte de la conversación diaria de las mujeres para que puedan tener la oportunidad de decidir si se la practican o no, afirmó la presidenta de la Fundación HERS, Nora W. Coffey.

 
La especialista, que fundó la organización Hysterectomy Educational Resources and Services (HERS, por sus siglas en inglés), asistió al primer Foro Sobre la Histerectomía desde la perspectiva de pacientes y familiares, que se impartió en el auditorio del planetario Ka´ayoc en Cancún.
 
Precisó que la mujer que se practica esta operación, debe saber todos los efectos y complicaciones que trae en su cuerpo.
 
Entre ellas, detalló, incluyen dolor de huesos y coyunturas, de espalda, envejecimiento precoz, sequedad extrema de la piel, enfermedad cardiovascular, problemas urinarios crónicos, hasta depresiones profundas, e incluso persistencia del padecimiento original por la cual la cirugía fue realizada.
 
Coffey explicó que ellas deben saber que la histerectomía puede ser realizada, pero jamás podrá ser revertida, que los resultados serán permanentes.
 
En ese sentido, dijo que en Estados Unidos, al año, más de tres mil mujeres mueren por complicaciones de anestesia, hemorragias, embolias, sea durante la cirugía y más tarde durante la hospitalización.
 
“Se trata de daños quirúrgicos que incluyen perforación de la vejiga e intestinos, por lo que será necesario realizar operaciones adicionales que pueden derivar en pérdida de órganos dañados o la muerte”, mencionó.
 
Ante este panorama, advirtió que las féminas necesitan saber que las consecuencias inevitables de la histerectomía son el daño físico, anormalidad endocrinal, pérdida de funciones, además de que nadie puede predecir qué mujer sufrirá menor o mayor daño por las complicaciones o incapacidades.
 
Reconoció que todo tratamiento quirúrgico y médico es peligroso, que las mujeres deben ser cautelosas y escépticas al evaluarlos y hacer una selección adecuada de los médicos.
 
Añadió que la histerectomía ha sido la operación menos necesitada y más sobreusada en Estados Unidos, y que el 98 por ciento de las mujeres que recibieron ayuda de su fundación para una segunda opinión, no necesitaron operación aún cuando sus médicos se lo recomendaron.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: