Qué hacer ante una quemadura doméstica

La mayoría de las quemaduras en casa suceden en el baño y la cocina, por errores de almacenamiento o el uso de aparatos defectuosos.

14/12/2011 2:17
AA
Los expertos consideran que los principales accidentes ocurren en casa, y sobre todo las quemaduras, las cuales, generalmente, ocurren por descuido. 
 
De acuerdo con los especialistas, el 60 por ciento de las quemaduras que se atienden en los hospitales ocurren en los hogares.
 
Inclusive, es en las épocas navideñas cuando la incidencia de estos accidentes se incrementa, por ello es necesario saber cómo reaccionar en casi de sufrir uno.
 
Lugares comunes
 
Las habitaciones de la casa en donde suceden la mayoría de los accidentes son el baño y la cocina, ya que ahí se encuentran diversas fuentes potenciales para sufrir quemaduras como aparatos eléctricos. 
 
Al momento de sufrir una quemadura, los especialistas indican que lo primero que hay que hacer es interrumpir el contacto entre la piel y el agente que provoca la quemadura; después es importante aplicar agua fresca en el área afectada para retirar los restos del agente y disminuir tanto la inflamación como el dolor. 
 
En caso de que la lesión sea leve, puede aplicarse un antiséptico, siempre y cuando la inflamación y el dolor ya hayan disminuido. 
 
No obstante, los expertos recomiendan siempre atender las quemaduras en un hospital. “Cuando hay más de un 10% de la superficie de la piel afectada de forma considerable es necesario acudir (…) Hay una gran afectación si el área dañada es superior a la que ocuparían diez palmas de la mano”, como señala Eduardo López-Bran, jefe del servicio de Dermatología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.
 
Hay que pedir ayuda médica cuando las quemaduras son por sustancias corrosivas o electricidad, además si se han dañado áreas como rostro, genitales, pies o manos, y cuando el afectado sufra de alguna cardiopatía o un trastorno respiratorio. 
 
Grupos de riesgo
 
Según el experto, los menores de 10 años y las personas mayores de 70 son quienes más están expuestos a quemaduras. 
 
“Los primeros tienen una curiosidad innata que puede llevarles a tocar cosas muy calientes, derramar líquidos que estaban en el fuego o jugar con cables. Los segundos pueden estar más despistados y no darse cuenta del riesgo”, indicó.
 
Para los bebés es importante, siempre, verificar la temperatura de la comida que se les da y el agua con la que serán bañados. 
 
Los factores de riesgo para propiciar quemaduras son: 
  • Utilizar aparatos eléctricos en malas condiciones
  • Almacenar productos tóxicos de limpieza en botellas destinas a bebidas
  • Abrir una olla exprés de forma brusca 

Finalmente, el experto señaló que no se recomienda usar remedios caseros como lejía o pasta de dientes, porque sólo puede dañarse más el área. Lo mejor, en estos casos, es utilizar agua, señaló. (Con información de El Mundo)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: