¿Qué hacer si el hombre sufre esterilidad?

Los factores pueden ser testiculares, espermáticos, psicológicos e inmunológicos, explica especialista a SUMEDICO.

07/12/2011 8:00
AA

¿Sabías que un hombre puede ser estéril pero no infértil, y que en muchos casos si puede revertirse esa esterilidad?

En entrevista, Angélica Ileascas (*), especialista en ginecología y obstetricia, indicó que “usualmente las personas usan la palabra infertilidad como sinónimo de esterilidad, cuando infertilidad se refiere a que sí hay embarazo, pero no llega a su término, es decir siempre habrá pérdidas espontáneas, y por eso sólo pueden presentarlo las mujeres, mientras que la esterilidad se refiere a que es imposible lograr el embarazo, y las causas pueden ser tanto por el hombre como por la mujer”.

Cuando una pareja llega al consultorio porque no logra concebir se habla de esterilidad, y es importante conocer los factores que pueden estar impidiendo la fecundación, y tanto el hombre como la mujer deben realizarse el estudio de factores.

Para saber en dónde está el problema, la doctora Ileascas indicó que es preciso hacer un espermocultivo que es una muestra de semen en la que se evalúa si no hay un proceso infeccioso en el fluido.

Otro estudio es la espermatobioscopía, que es el análisis microscópico de los espermatozoides, que los analiza en número, en forma, en composición y en vida.

Problemas con los testículos

“En el varón la esterilidad puede ser pretesticular o endócrino, es decir que hay un problema antes del testículo que tiene que ver con las hormonas LH y FCH que vienen desde la hipófisis”, y de acuerdo con la especialista este problema sí puede solucionarse con un tratamiento que regule la función hormonal.

Un problema más puede ser a nivel testicular, esto significa que algo directamente está afectando al testículo ya sea congénita como “que no haya un correcto descenso del mismo, o que simplemente no tenga testículo”, o adquirido como “un proceso inflamatorio o el tabaquismo que altera la función de estos órganos”.

Finalmente, la ginecóloga refirió que el problema puede ser postesticular, o sea cuando los espermas ya han salido del testículo.

“Esto puede ser que ya salieron del testículo pero no salen más allá porque hay una obstrucción”.

También puede haber otros factores que impiden que el esperma salga del cuerpo masculino y lleguen al femenino como: Infecciones que hayan desencadenado un proceso infeccioso, inflamación de próstata, impotencia sexual, eyaculación retrógrada (hacia adentro).

En estos casos también hay posibilidad de concebir, “sólo se toman los espermas del epidídidmo y se fecundan por vía asistida”.

Problemas con los espermas

Cuando el problema es espermático, la especialista señala que las cosas pueden complicarse un poco, especialmente si el varón no tiene espermas.

Las alteraciones de los espermas pueden ser: 

  • Hipospermia: hay pocos espermas
  • Azoospermia: no hay esperma
  • Necrospermia: más del 75% de los espermas eyaculados están muertos
  • Teratospermia: alteración en la forma de los espermas

De acuerdo con Ileascas, la azoospermia es la única alteración de este tipo en la que no puede lograrse una concepción porque “no hay de donde tomarlos”.

Cuando se trata de necrospermia, “muy común en hombres que manejan mucho tiempo, como los taxistas, que someten sus testículos a temperaturas altas y el área esta sudorosa, provoca que los espermas mueran, pero puede corregirse si camina un poco y se refresca, con esto puede lograr embarazar a su mujer por vías naturales”.

Finalmente cuando un paciente tiene teratospermia, “si es entre el 5 y el 15% no pasa nada, pero si es más grave, la alteración requerirá un tratamiento y el embarazo puede lograrse”.

Problemas inmunológicos

Hay otro factor que no se conoce porque ocurre, dice Ileascas, “pero los hombres empiezan a crear anticuerpos contra sus espermatozoides en donde su cuerpo los reconoce como una sustancia extraña y los mata, o incluso la mujer en su zona cervical puede hacer lo mismo y no lograrse el embarazo”.

De acuerdo con la especialista, este factor es diferente al del Ph, aunque la acidez también puede inhibir el embarazo.

Mientras que el factor psicológico puede verse afectado por los niveles de estrés, “que en el caso de las mujeres no hay ovulación y ni siquiera lo notan, salvo cuando hay alteraciones de la menstruación”.

Cuando la ciencia no tiene respuesta

Hay muchos factores por los que un embarazo se puede estar inhibiendo, la mayoría son tratables, dice Ileascas, “ya sea con fecundación in vitro, cambios en el estilo de vida o con tratamientos farmacológicos”.

Sin embargo hay casos en los que por más tratamientos que se hagan, “incluso ya con embriones implantados, no a nivel celular, sino ya embriones bien formados y nada mas no pegan, sin importar qué tan sana, adinerada, amorosa y buena sea la persona, no se puede”.

La doctora Ileascas indica que simplemente hay casos que aun cuando todo está bien, los estudios indican que están todas las condiciones favorables para lograr un embarazo porque no se encuentran alteraciones de ningún tipo, las personas no logran un embarazo, aquí simplemente la ciencia no logra explicarlo.

(*) Dra. Angélica Ileascas
Ginecobstetra
Pertenece a la Asociación Mexicana de Colposcopia
angelicaileascas@live.com.mx 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: