¿Qué hacer si enfermas durante el embarazo?

Infecciones respiratorias, urinarias y vaginales deben tratarse caso por caso para evitar riesgos para la salud de la madre y del bebé.

13/03/2012 9:09
AA

El embarazo es un estado privilegiado de la vida que una mujer y de una pareja, pero esto no evita que la futura madre esté expuesta a enfermedades que no tienen que ver con el proceso de gestación y cuyo tratamiento debe considerarse con mucho cuidado para no afectar la formación y desarrollo del embrión.

Algunos de los problemas que más preocupan a las mujeres embarazadas y a los médicos y enfermeras que las atienden son las infecciones respiratorias, urinarias y vaginales, las cuales deben ser analizadas caso por caso para evitar que su avance genere riesgos para la salud y la vida de la madre y el bebé, como explicó a SUMEDICO, Micaela López Maldonado (*), Enfermera Especialista Perinatal, a cargo de la Dirección de Enfermería y Calidad en el Centro de Investigación Materno Infantil (CIMIGEN).

El CIMIGEN es un centro de atención a la salud materna e infantil que ha sido señalado como modelo de salud en México al tener las tasas más bajas de mortalidad infantil y materna en todo México, con niveles de seguridad comparables a los de Suiza y Nueva Zelanda.

Este centro fue creado por la asociación civil Grupo de Estudios del Nacimiento (GEN), hace 25 años, en Iztapalapa. Sus altos niveles de seguridad se basan en un modelo de atención en el que los médicos y enfermeras estudian y clasifican a las futuras madres, con base a sus factores de riesgo, y reparten el trabajo, de modo que las enfermeras asumen una labor de educación y supervisión del embarazo por etapas, conduciendo el proceso hasta el alumbramiento.

“Hay enfermedades comunes que pueden afectar a cualquier persona, independientemente de que esté viviendo o no una gestación, como pueden ser las enfermedades virales, por ejemplo una gripe. Muchas de las enfermedades se pueden atender en etapas tempranas por medio de cuidados que incluyen nutrirnos bien, tener suficiente reposo, consumir líquidos y, durante el embarazo particularmente, consumir vitaminas extra como el ácido fólico y las derivadas de los cítricos. El objetivo es poder liberar este problema lo antes posible y evitar complicaciones en el proceso general del embarazo”, indica la especialista que ha laborado 23 años continuos en la clínica CIMIGEN.

La automedicación no es conveniente para ningún paciente, pero en el caso de las futuras madres se subraya más la necesidad de asistir a un médico cuando se detecten infecciones de virus o bacterias, pues eso amerita tratamientos específicos para el organismo que está atacando y la etapa de gestación en la que se está presentando.

Evitar antibióticos

 Es muy importante mencionar que lo ideal para iniciar un embarazo es la planeación, mínimo de tres meses previos, para poder estudiar si la mujer o el hombre pudieran tener factores que pudieran complicar la gestación. Sin embargo no siempre es posible contar con esa planeación

La mujer, de manera ideal debería estar fuera de riesgos como las enfermedades parasitarias, las enfermedades de vías uriarias, tener buena nutrición y sobre todo considerar la ingesta de ácido fólico, tres meses antes, de forma ideal para la planeación de este embarazo, previniendo las malformaciones más comunes.

Las infecciones vaginales y las de vías urinarias, durante todo el proceso pueden amenazar de alguna forma el correcto fin de la gestación.

“Para esto precisamente son la serie de cuidados que, en el modelo que se desarrolló en CIMIGEN, se le dan a la mujer durante todo el control prenatal. Entre estos cuidados está la higiene, que es un cuidado indispensable para evitar infecciones de tipo vaginal. La toma de Papanicolaou, para identificar infecciones y dar tratamiento. Esto es indispensable porque si no nos puede complicar todo el embarazo, nos puede presentar amenazas de parto antes de tiempo y esto complicar el hecho de que un bebé nazca sin las condiciones precisas para estar sano en su nacimiento”, continúa explicando López Maldonado.

“¿Cómo podemos prevenir ese tipo de infecciones? Con algo tan simple como es el consumir líquidos, durante todo el embarazo, un litro y medio de agua por día, para que ese riñón funcione bien y no nos de infección de vías urinarias. También mencionamos la higiene para evitar que se agreguen bacterias en nuestra vagina y que nos puedan causar complicaciones”, añade.

Otras infecciones frecuentes son las de vías respiratorias, sobre todo con los cambios de clima tan extremosos, pero hacer una adecuada detección y dar tratamientos oportunos con dieta, hidratación, reposo y vitaminas puede cortar un proceso infeccioso apoyado en estimular el propio sistema inmune o de defensas de la paciente.

Embarazadas que trabajan

Uno de los factores nuevos que se deben tomar en cuenta para cuidar la salud de las mujeres embarazadas en la actualidad es la necesidad que tiene la mayoría de ellas de tener un trabajo, estudios o alguna actividad fuera del hogar, lo que cambia las dinámicas de nutrición y reposo.

“Aquí nos encontramos con algo complicado porque la mujer tiene que cubrir muchas responsabilidades, cuando nosotros mencionamos que es importante el reposo, una salud emocional que deba de tener para evitar el estrés. A veces eso es difícil de llevar de manera ideal, pero siempre existe la forma en que ella combine sus actividades, teniendo periodos de descanso”, dice la enfermera perinatal Micaela López.

“Si la paciente embarazada trabaja en una oficina, que no esté todo el tiempo sentada, que se levante a hacer un poco de caminata, que procure llevar sus líquidos para estar consumiendo en esos momento y comprender que ese estilo de vida en el que no puede dejar de trabajar totalmente también tiene la ventaja de que le va a facilitar estar tranquila porque a veces la economía, si no está estable nos causa una presión adicional y un problema de salud por el estrés que estamos viviendo”, detalla la directora de Enfermería y Calidad de este centro en el que han nacido 17 mil niños, en 25 años.

La especialista en cuidados maternos enfatiza que es muy importante la prevención de todas las patologías durante el embarazo y que para ello el estado nutricional es determinante, así consumo de vitaminas como el ácido fólico

“Todo esto debe subrayarse para lograr que las madres vivan un embarazo sano, lo disfruten y tengan un niño con buenas condiciones de salud, que es algo importantísimo”, concluye.

(*) Lic. Micaela López Maldonado, Enfermera Especialista Perinatal, a cargo de la Dirección de Enfermería y Calidad en el Centro de Investigación Materno Infantil (CIMIGEN). Avenida Tláhuac, No. 1004 Col. Lomas Estrella. Delegación Iztapalapa. 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: