¿Qué es la metástasis y qué órganos afecta?

La mayoría de las muertes asociadas con el cáncer se debe a la metástasis del tumor original.

13/10/2018 3:38
AA
metastasis o cáncer metastásico

Una de las características más severas de una enfermedad como el cáncer es su capacidad de diseminarse a casi cualquier parte del cuerpo, lo cual se denomina metástasis. Por ello, es vital conocer qué es y qué partes del cuerpo u órganos puede afectar.

La metástasis es un proceso generalmente rápido y severo, a tal grado que es responsable de al menos el 50% de las muertes por cáncer en casi todo el mundo.

Un ejemplo de su agresividad y mortalidad se presenta en gran mayoría de los casos de cáncer de mama que se diagnostican en etapas avanzadas, informa la Unión latinoamericana Contra el Cáncer de la Mujer (ULACCAM).

Te recomendamos: Flora intestinal podría dar origen a la esclerosis múltiple

¿Qué es la metástasis?

De acuerdo con el Emory Winship Cancer Institute, la metástasis es un proceso por el cual las células cancerosas migran a través del cuerpo para formar nuevos tumores.

La vía más rápida para su diseminación es el torrente sanguíneo, pero también puede ser a través del sistema linfático o a través de la pared corporal a las cavidades abdominales y en el pecho

Una vez instaladas las células tumorosas en un nuevo órgano, comienzan su avance y la creación de un nuevo tipo de cáncer, tal como se muestra en el siguiente video del National Cancer Institute:


Conoce más sobre: IMSS operó más de 4 mil tumores en zonas de la cabeza

¿Qué órganos puede afectar la metástasis?

Durante el proceso de diseminación, la mayor parte de las células cancerosas mueren, pero cuando se presentan condiciones favorables pueden formar nuevos tumores en otras partes del cuerpo de manera casi indistinta.

A partir de determinados tipos de cáncer, la metástasis puede afectar a los siguientes órganos, tejidos o sistemas:

Cáncer de pulmón y riñón: puede afectar al pulmón, cerebro, glándula suprarrenal, hígado y hueso.

Cáncer de colon, estómago, ovario, páncreas, recto, útero y vejiga: pueden afectar al hígado peritoneo y pulmón.

Cáncer de próstata: puede afectar al hígado, hueso, pulmón y glándula suprarrenal.

Melanoma: puede afectar al cerebro, hígado, hueso, músculo, piel y pulmón.

Cáncer de mama: puede afectar al cerebro, hígado, hueso y pulmón.

Cáncer de vejiga y tiroides: pueden afectar al hígado, hueso y pulmón.

Cabe destacar que una vez que ocurre la metástasis es difícil de parar. Pese a que en el actualidad existen algunos tratamientos que son efectivos, la mayoría de los casos, por ser diagnosticados en etapas avanzadas o reincidencias, tienen un alto índice de mortalidad.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: