¿Qué hacer cuando un hijo se enferma?

Cuando un niño no se siente bien, ya sea porque tiene fiebre, porque tuvo un accidente casero que le provocó una herida o se enferma, los padres pueden cometer algunos errores y estos son los más comunes: Llevarlo a la escuela con fiebre. Si el niño amanece con temperatura alta y sin otro síntoma aparente de enfermedad la mayoría de los padres aplican un medicamento para bajar temperatura y lo llevan a la escuela. Un niño con fiebre no debe ir al colegio hasta no saber qué fue lo que provocó ese estado, pues podría tener algo contagioso. Darle antibióticos. Además de provocarle resistencia a los antibióticos, si lo que se quiere es aliviar los síntomas de tos o resfriado, no lograrán su objetivo, pues un antibiótico está contraindicado para tratar virus. Alternar medicamentos. Si uno no funciona, dan otro indicado para lo mismo; sin embargo esto puede llevar a cometer errores con la dosis. Usar remedios caseros para tratar la fiebre. Olvídate de los paños húmedos, el baño o la friega de alcohol para bajar la fiebre, lo que recomiendan los médicos es mantener al niño con su vestimenta ni ligera ni abrigada en una habitación con temperatura normal. Anticiparse a las reacciones de las vacunas. La mayoría da al niño paracetamol o ibuprofeno en caso de que le de fiebre, pero estos se tienen que dar hasta que la temperatura alta aparezca y no antes. Se asustan con la tos. En cuanto escuchan al niño toser le dan un jarabe, lo ideal es esperar la recomendación del médico y no anticiparse. Mantenerlo en reposo. La inactividad puede ser contraproducente, no es necesario que el niño guarde reposo para aliviarse, puede convivir con la familia y utilizar los otros cuartos de la casa, siempre y cuando la enfermedad que tenga no sea contagiosa. (Con información de europapress)

16/05/2016 11:05
AA

Cuando un niño no se siente bien, ya sea porque tiene fiebre, porque tuvo un accidente casero que le provocó una herida o se enferma, los padres pueden cometer algunos errores y estos son los más comunes:

  1. Llevarlo a la escuela con fiebre. Si el niño amanece con temperatura alta y sin otro síntoma aparente de enfermedad la mayoría de los padres aplican un medicamento para bajar temperatura y lo llevan a la escuela. Un niño con fiebre no debe ir al colegio hasta no saber qué fue lo que provocó ese estado, pues podría tener algo contagioso.
  2. Darle antibióticos. Además de provocarle resistencia a los antibióticos, si lo que se quiere es aliviar los síntomas de tos o resfriado, no lograrán su objetivo, pues un antibiótico está contraindicado para tratar virus.
  3. Alternar medicamentos. Si uno no funciona, dan otro indicado para lo mismo; sin embargo esto puede llevar a cometer errores con la dosis.
  4. Usar remedios caseros para tratar la fiebre. Olvídate de los paños húmedos, el baño o la friega de alcohol para bajar la fiebre, lo que recomiendan los médicos es mantener al niño con su vestimenta ni ligera ni abrigada en una habitación con temperatura normal.
  5. Anticiparse a las reacciones de las vacunas. La mayoría da al niño paracetamol o ibuprofeno en caso de que le de fiebre, pero estos se tienen que dar hasta que la temperatura alta aparezca y no antes.
  6. Se asustan con la tos. En cuanto escuchan al niño toser le dan un jarabe, lo ideal es esperar la recomendación del médico y no anticiparse.
  7. Mantenerlo en reposo. La inactividad puede ser contraproducente, no es necesario que el niño guarde reposo para aliviarse, puede convivir con la familia y utilizar los otros cuartos de la casa, siempre y cuando la enfermedad que tenga no sea contagiosa.

(Con información de europapress)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: