¿Qué puedo comer en Navidad si estoy embarazada?

¿Puedo comer de todo o hay alimentos prohibidos? ¡Descúbrelo!

20/12/2017 2:56
AA
embarazada en navidad

Los mariscos crudos y los embutidos son algunos de los alimentos que debes evitar.

Estas fechas serán muy especiales, porque estarás disfrutando de estar embarazada en Navidad. Y aunque muchos te digan que no puedes comer lo mismo que los demás, la realidad es que sí puedes disfrutar, basta seguir unas precauciones básicas.

>>Te puede interesar: Pavo: rellenos que debes evitar a toda costa

Embarazada en Navidad

Durante la cena de Navidad, se sirven una variedad de platillos deliciosos que pueden ser nutritivos para ti y para tu bebé, como el pavo y las ensaladas.

Sin embargo, debes evitar a toda costa comer cualquier tipo de alimentos crudos, como los mariscos, el salmón ahumado o el jamón, ya que aumentan las posibilidades de desarrollar enfermedades que afectan el desarrollo de tu bebé, como la toxoplasmosis.

Otros alimentos con los que debes tener mucho cuidado son con los productos lácteos, ya que algunos pueden estar elaborados con leche sin pasteurizar, lo que pone en riesgo a tu bebé.

Evita el queso fresco y los postres caseros que no estén pasteurizados.

Los postres son una gran tentación esta temporada, pero debes medirte en las porciones, ya que algunos pueden tener demasiada azúcar y hacerte subir de peso más de lo que deberías. Si tienes diabetes gestacional, debes tener aún más límites con los postres.

Lo mejor es que optes por postres hechos a base de frutas o de ingredientes saludables como el amaranto o la linaza, que además de aportarte fibra, cuidan tu peso y la salud de tu bebé.

En cuanto al alcohol, lo ideal es que no bebas ni una sola gota, pero si no puedes resistirte, puedes optar por una cerveza sin alcohol que además, aporta mucho ácido fólico que en esta etapa es indispensable para ti.

También puedes tomar cócteles sin alcohol o puedes elegir jugo de uva, de manzana o de arándanos para hacer el brindis con tu familia.

Tips para mejorar la digestión

Los problemas gastrointestinales en esta etapa pueden ser muy complicados, por ello, lo ideal es que pongas en práctica algunos trucos para no sufrir indigestión, gases o reflujo.

Elige la piña como postre

Esta fruta, además de ser deliciosa, es digestiva y puede ayudarte a sentirte ligera después de comer mucho.

Bebe infusiones

Durante el embarazo, la digestión se hace más lenta, por lo que puedes tomar agua mineral, té de manzanilla o agua calientita con unas gotas de limón que te ayuden a sentirte ligera.

Sal a caminar

Si el frío te lo permite, sal a caminar un momento después de la cena. Esto te ayudará a activar la circulación de tus piernas y a facilitar el proceso de digestión para no irte a la cama con pesadez.

¿Lo ves? Disfrutar de estar embarazada en Navidad no es imposible, tan sólo debes evitar un par de alimentos y cuidar tu proceso digestivo.

>>Te puede interesar: Propiedades medicinales del tradicional ponche navideño 

(Con información de guía infantil y enfemenino)

 

 

 

 

 

 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: