Dislipidemias, enemigos silenciosos del corazón

Hay muchos factores que contribuyen a las dislipidemias, no sólo es la dieta y la actividad física

17/10/2017 6:16
AA
dislipidemias

Muchas personas padecen dislipidemias y no lo saben

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte a nivel mundial y representan el 54% de las muertes anuales en México. Uno de los principales detonantes de estas enfermedades son las dislipidemias y más de la mitad de quienes las padecen no lo saben.

Para enfrentar este grave problema de salud, reconocidos especialistas se reunieron en el Foro Legislativo sobre Dislipidemias: Enemigos Silenciosos del Corazón, en donde explicaron a detalle cuál es la importancia de prevenir y detectar a tiempo una dislipidemia.

¿Qué son las dislipidemias?

Según el doctor Xavier Escudero Cañedo, director en CARDIACA del Instituto Cardiovascular de Cuernavaca, las dislipidemias son una alteración en el metabolismo de los lípidos o grasas en el cuerpo, que causan altas concentraciones de grasa en la sangre.

Estas concentraciones son lo que comúnmente conocemos como colesterol malo elevado y niveles altos de triglicéridos.

La acumulación de estas grasas, puede provocar enfermedades cardiovasculares como cardiopatía isquémica e infartos cerebrales y cardíacos.

Según el experto, la gravedad del problema se ha agudizado en los últimos años, ya que 1 de cada 3 muertes en México ocurren por enfermedad cardiovascular y un mexicano sufre un infarto cada dos minutos.

>>Te puede interesar: Té de cilantro para bajar de peso y reducir la glucosa 

Colesterol, el enemigo silencioso del corazón

Escudero explica que la acumulación de colesterol en las arterias o las dislipidemias, ocurren por un problema llamado aterosclerosis, que es la enfermedad en la que la que la grasa “mala” en la sangre se endurece y tapa las arterias.

Las arterias tienen en su interior una especie de tapiz llamado endotelio, en la que el exceso de colesterol “malo” se adhiere y forma “sarro biológico”. Este sarro, impide la circulación de la sangre y puede crear coágulos a largo plazo.

¿Por qué acumulamos colesterol?

El especialista explica que pueden haber diversas razones, como una mala alimentación, vida sedentaria y un incorrecto metabolismo de grasas.

Algo que es importante remarcar es que la acumulación de colesterol no necesariamente ocurre por una alimentación rica en grasas, sino que hay una serie de factores que influyen para que se acumule como:

  • Edad
  • Hipertensión
  • Diabetes
  • Sobrepeso y obesidad
  • Tabaquismo

Además de esto, hay otro factor importante que pocos saben pero que representa un importante porcentaje de las causas del desarrollo de estos problemas del corazón: la genética.

Entre los factores genéticos más comunes que contribuyen a la dislipidemia está la hipercolesterolemia familiar (HF). Existen dos variables de este problema.

El primero es la HF heterocigota, dónde los genes de uno de los padres porta el rasgo de la hipercolesterolemia, aparece en uno en cada 200 o 500 individuos. Luego está la HF homocigota, que es menos común y se da cuando los genes de ambos padres portan el rasgo de la hipercolesterolemia. Aparece en uno en un millón de individuos.

Sin embargo, a pesar de que los factores genéticos suelen ser los más comunes para acumular colesterol, hay otros como la alimentación que tienen un importante impacto.

Alimentación, factor clave de las dislipidemias 

Según la Nutrióloga Ana Larrañaga, la dieta de los mexicanos ha cambiado drásticamente.

“Pasamos de una dieta tradicional a los alimentos  ultraprocesados”, advierte la experta.

También señala que el precio de los alimentos, el tiempo y el estrés, han cambiado nuestro tipo de alimentación, volviéndola más incompleta y con exceso de grasas malas.

La experta concluye que nuestra alimentación se ha deteriorado desde el nacimiento, porque la práctica de la lactancia materna cada vez es menos frecuente.

“La lactancia materna es una factor protector para reducir el riesgo de dislipidemias en la edad adulta”.

A pesar de este panorama, es importante recalcar que el colesterol no es malo en nuestro cuerpo, en realidad, es indispensable para cumplir algunas funciones importantes, entre las que destacan:

  • Producción de hormonas
  • Producción de sustancias de comunicación
  • Formación de células

“La realidad es que no podríamos vivir sin colesterol, el problema está en el tránsito de ese colesterol en las importantes carreteras vasculares del cuerpo, porque cuando está en exceso se adhiere a las paredes de las arterias y se forma ese sarro biológico”, explica Escudero.

Lo más grave, según los expertos, es que este tipo de problemas no tiene síntomas, por lo que es fundamental realizar chequeos frecuentes que incluyan un perfil de lipidos completo.

(Con información de Senado de la República)

>>Te puede interesar:  Quinoa para bajar de peso y otros beneficios 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: