¿Qué son las infecciones cervicales?

En algunos casos de infecciones cervicales se pueden presentar o no síntomas.

02/10/2018 5:34
AA
infecciones cervicales

Las infecciones cervicales o cérvico-vaginales son uno de los padecimientos o trastornos que comprometen la fertilidad de la mujer en edad reproductiva y causan un gran impacto.

Norma Indira Barrera Vargas, ginecobstetra adscrita a Reproducción Asistida de Ingenes, explica que las infecciones cervicales se producen cuando el equilibrio natural de la vagina se altera, dando lugar a un ambiente propicio para la proliferación excesiva de hongos, bacterias y parásitos.

Cada año, entre 7 y 20 % de las mujeres experimentan infecciones cérvico-vaginales. Se estima que el 75% por ciento de ellas  tendrá al menos un episodio infeccioso durante su vida y hasta un 50 % presentará dos episodios o más, detalla la especialista.

Te recomendamos: Insuficiencia ovárica, causas síntomas y tratamiento

Infecciones cervicales: causas y tipos

Las cervicitis bacterianas son causadas por gérmenes de transmisión sexual, pero otros patógenos pueden ser igualmente responsables; constituyen a menudo el punto de partida de infecciones genitales altas (IGA) uterinas o uteroanexiales (en el tejido cercano al útero).

Sin embargo, sólo se dispone de estudios relativos a las cervicitis específicamente causadas por gérmenes de transmisión sexual. La prevalencia varía en función de la población estudiada y va desde el 1 al 10%.

Pero, ¿qué es la cervicitis? De acuerdo con la Dra. Barrera Vargas, son infecciones  bacterianas del conducto endocervical. Son frecuentes y están causadas, fundamentalmente, por un germen de transmisión sexual (Chlamydia trachomatis [CT], Neisseria gonorrhoeae [NG], Mycoplasma genitalium [MG]) o por un patógeno de la flora vaginal.

Las mujeres se deben practicar estudios para causas infecciosas de vaginitis y enfermedad inflamatoria pélvica. La causa infecciosa más común de cervicitis es Chlamydia trachomatis, seguido por Neisseria gonorrea o el virus del herpes simple (VHS).

Síntomas de cervicitis bacterianas y tratamiento

Una gran parte de las cervicitis bacterianas son asintomáticas, sin embargo, cuando sí se presenta sintomatología, lo más común es:

  • Flujo vaginal y hemorragia vaginal entre periodos menstruales o después del coito.
  • Coito doloroso tanto en mujeres como en hombres.
  • Irritación vulvar y/o vaginal, y/o disuria (dificultad y dolor al orinar).
  • Dolores pélvicos.

Las infecciones cervicales son una de las causas de infertilidad debido a  que alteran las cualidades funcionales del moco cervical, lo cual constituye un factor de infertilidad independientemente del patógeno implicado.

El tratamiento de una cervicitis asintomática en pacientes que llegan a consulta por la imposibilidad de tener un bebé y cuya prueba poscoital es anómala, mejora de forma significativa las probabilidades de embarazo y bebé en casa.

Este tratamiento puede enfocarse de dos formas, en función de que se trate de una infección sintomática o del contexto de una detección oportuna o sistemática.

También te puede interesar: ¿Cómo es tener un bebé con quistes ováricos?

Diagnóstico de infecciones cervicales

La manifestación clínica de una cervicitis debe obligar a descartar la existencia de una Infección Genital Alta Concomitante (endometritis o salpingitis), lo cual se basa esencialmente en signos clínicos cuya escasa especificidad es bien conocida.

Inicialmente se debe buscar un dolor anexial, uni o bilateral que sugiere una infección uteroanexial. La distinción entre una cervicitis aislada y una endometritis resulta, por el contrario, difícil de establecer, según la especialista de Ingenes.

Una cervicitis puede provocar dolores durante los movimientos cervicales y por lo tanto, dispareunias profundas (dolor por penetraciones profundas), poco diferentes de los dolores desencadenados en la exploración de una endometritis.

Por lo anterior, la doctora Barrera Vargas indica que es muy importante que todas las mujeres en edad reproductiva se realicen estudios de tamizaje, como el examen de Papanicolaou, que permite estudiar las células endocervicales e, indirectamente, la existencia de una posible infección que requiere tratamiento para mejorar las condiciones locales. Además, se pueden tomar cultivos vaginales para detectar patógenos causantes de cervicitis.

Si tú y tu pareja tienen mucho tiempo intentando ser padres pero no lo logran, es muy  importante que acudan con un especialista en reproducción asistida quien les realizará pruebas de infertilidad y podrá brindarles un diagnóstico correcto, así como la mejor opción de tratamiento para cumplir su sueño de tener un bebé.

Con información de: Norma Indira Barrera Vargas

Gineco Obstetra adscrito a Reproducción Asistida

Cédula Profesional: 10458404


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: