¿Qué son las fiestas de sarampión?

Si este virus se complica puede causar ceguera y encefalitis

04/03/2019 6:31
AA

Desde hace algún tiempo el sarampión volvió a ganar terreno en el mundo, incluso hace algunos días Unicef alertó que esta epidemia es una amenaza para los niños; sin embargo, en algunos países también se han popularizado las llamadas “fiestas de sarampión”, que consisten en reunir a menores sanos con uno o varios que padecen esta enfermedad para que se contagien, lo que conlleva un grave riesgo para su salud.

El sarampión es una infección viral que causa sarpullido, fiebre, tos seca, síntomas de resfrío y dolor de garganta. Este padecimiento se previene con la aplicación de una vacuna, pero desde el año pasado se encendieron de nuevo los focos rojos por su propagación.

Unicef advirtió que  “los casos mundiales de sarampión están alcanzando un nivel alarmantemente elevado, sobre todo en 10 países que representan más de 74% del aumento total, pero también en varios otros que ya estaban libres del sarampión”.

Algunos especialistas en el tema cuestionan si la ola de padres denominados  “antivacunas” han contribuido a que el virus se propague de nuevo en la población al no aplicar la inmunización necesaria a sus hijos.

Te recomendamos: Alertan por resurgimiento mundial del sarampión

Los riesgos de las fiestas de sarampión

Los papás “antivacunas” revivieron a través de internet la idea de hacer fiestas de sarampión, varicela, paperas e incluso de gripe. Estas reuniones consisten en reunir con un niño enfermo a otros menores que están sanos para que se contagien.

El objetivo de estas fiestas es que los niños contraigan el virus para que formen anticuerpos de manera natural para que ya no requieren de una dosis de la vacuna.

José María Vayas, ex presidente de la Asociación Española de Vacunología, dice que la sociedad perdió el miedo al sarampión porque desde hace muchos años se consideraba casi erradicado, pero alerta que es peligroso realizar este tipo de fiestas, porque se pueden presentar complicaciones por la enfermedad.

“Al perderse el dramatismo asociado, se difunde la idea de que es mejor padecer sarampión que vacunarse porque esto aporta una inmunidad más sólida”, señala el especialista, quien advierte que esto no es cierto y, por el contrario, representa un grave peligro, porque es casi inevitable que alguien que no está vacunado no adquiera el virus.

Ante este panorama, reitera que es fundamental vacunar a los niños para evitar que adquieran la enfermedad, ya que se pueden presentar complicaciones como ceguera, encefalitis, diarrea grave, infecciones de oído y padecimientos respiratorios graves.

Enfatiza que para evitar que resurja la enfermedad es necesario continuar con la aplicación de las vacunas y exhorta a los padres a discernir entre la información que encuentran en internet, ya que no toda es seria y puede conllevar graves peligros.

Con información de El País


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: