¿Qué tan perfeccionista y dura eres contigo misma?

Cuando alguien te hace algún cumplido, crees que lo hace por compromiso

02/05/2016 10:27
AA

No hay problema… está bien… son frases comunes que suelen decir las chicas demasiado duras consigo mismas.  Pocas veces viven su propia vida o su presente, pues siempre están pensando en lo que “hubiera sido mejor”.

¿Alguna vez has pensado que te exiges demasiado y que a raíz de ello no eres feliz? Si la respuesta es afirmativa, no te asustes, no es que padezcas una rara enfermedad sino simplemente eres una mujer que en todo momento se reclama mejorar.

Una chica perfeccionista y demasiado dura consigo misma siempre se fija expectativas a cumplir, pero al mismo tiempo no pierden la oportunidad de mejorarlas, y es que, lograr que todo salga de maravilla resulta genial, lo malo sucede cuando los resultados caen en negativo, su mundo cae en avalancha.

Si eres de este tipo de personas, que son muy exigentes consigo mismas, te identificarás con alguno de estos rasgos de personalidad:

1. Jamás te sentirás satisfecha
Y es que aunque tú trabajo o propuesta haya sido la mejor de la clase, para ti parecerá insuficiente, es como un detector personal del que sólo tú estás consiente. ¡No te estreses! También se vale disfrutar de los éxitos, el trabajo ya fue reconocido por otros, que tal que lo aceptas y disfrutas de esto.

2. Todo lo que realices tendrá un ingrediente principal: la pasión con que los haces
Desde el momento que tomas la decisión de emprender algún proyecto lo visualizas con tal perfección que al finalizarlo, crees que has dejado algo de ti en ello.

3. Conviertes a la crítica en tu peor enemiga
Aplica cuando sabes las cosas y te desespera que otros que crean saberlo todo sólo hablen por hablar. Aunque también sueles tomar la crítica constructiva como una falla en lo que estás haciendo.
Tranquila no quiere decir que estas mal, sino que a alguien se le ocurrió que algo que te hace falta.

4. Te resistes a pedir ayuda, por más que la necesites
Este es un gran problema para este tipo de chicas ya que al aceptar la ayuda de alguien están admitiendo ser vulnerables ante el mundo y esto no está permitido en las leyes que rigen sus vidas.
Tómalo por el lado amable, nunca sabes qué tipo de personas puedes conocer al pedir ayuda, puede que encuentres un gran amigo.

5. Llegas a creer que el perdón no se hizo para ti
Si, así es, si por laguna razón llegas a ofender a alguien pierdes confianza en ti, temes que las cosas no vuelvan a ser como antes. ¡Alto! Piensa que toda la gente comete errores, unos mas grandes que otros pero no olvides que tienen solución.

6. No das credibilidad a los cumplidos
Eres tan dura contigo que cuando alguien te felicita por algún logro llegas a creer que no lo está diciendo en serio.

7. Definitivamente no permites que alguien te brinde amor
Llegas a creer que esa sensación de estar enamorado no perdurará por siempre sino que tiene una fecha límite, piensas que estas llenas de defectos que cuando alguien se fija en ti, no es real. ¡Cuidado! , todos merecemos recibir amor, pese a habernos equivocado en el pasado.

8. La palabra perdón es una de las favoritas de tu vocabulario
En todo momento pides disculpas, incluso por cosas que no hiciste, piensas que el más mínimo desaire de tu parte ofende a las personas cercanas a ti por lo que no pierdes oportunidad de pedir perdón.

9. Detestas verte vulnerable
La palabra vulnerable no se hizo para ti, jamás aceptarás que otros te crean débil bajo ninguna circunstancia. En todo momento eres la fuerte, a la que todos acuden cuando tienen problemas, eso marca la diferencia para ti por lo que no mostraras tu lado tierno.

10. Los problemas de tus amigas afectan tus emociones
Eres como la súperheroina que en todo momento está resolviendo la vida de los demás, te sientes responsable de su felicidad por lo que te propones ayudarlos a conseguirla y a que se sientan mejor.

11. Aplicas la dureza sólo contigo
Los demás merecen toda tu compasión a la hora de equivocarse, pero cuando se trata de ti, esto no aplica, simplemente tú no entras en esta lista de tolerancia, simplemente porque tus estándares que has marcado son muy altos.

12. La perfección tu palabra favorita
En el pasado cometiste errores que no estás dispuesta a vivir de nuevo , asumes que la perfección es una palabra a recordar en todo momento. Por lo que NUNCA tendrás permitido equivocarte.

13. Haces que aparezcan problemas sin razón
Creas problemas donde no los hay, aunque sabes que tanto tu pareja como tú tienen derecho a pasar tiempo con sus amigos, no eres objetiva.

14. La noche es larga
Te creas tantos fantasmas después de un día pesado, son pensamientos que no te dejan dormir, así que pasas una buena parte de la noche pensando en cosas como: ¿Y si mejor hubiera hecho esto?, ¿Cómo mejorarlo?,  incluso llegas a caer en el arrepentimiento por no aplicar otras opciones.

15. ¡Hola pasado!
Continuamente vives en el pasado, recuerdas tus errores y los analizas, en una lucha constante por descubrir lo que hubiese pasado, si tu decisión fue la correcta, o si algo estuvo mal.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: