¿Quieres adelgazar? Sigue la dieta lógica

Además de ayudarte a perder peso, te enseñará a disfrutar las comidas

20/02/2017 11:55
AA

Cuando queremos adelgazar inmediatamente pensamos en una dieta rica en frutas, verduras y proteínas, así como poca cantidad de grasas o azúcares, pero realmente ¿debe estar conformada así?

La mejor dieta para adelgazar en poco tiempo y sin tener efectos secundarios, es la dieta lógica, un método que además de ayudar a perder peso, te enseñará a disfrutar las comidas.

La creadora de este régimen alimenticio, la Doctora en Alimentación y Nutrición de la Universidad de Barcelona, Laura Isabel Arranz, explica que se basa en los pilares que debe tener una buena alimentación como son: el estilo de vida, el entorno, características personales e incluso las bacterias que habitan en el intestino.

“Según los valores de la ‘dieta lógica’, una alimentación equilibrada es aquella en la que, ante todo, abundan los alimentos de origen vegetal frente a los de origen animal”, indica.

Los componentes de la dieta lógica

La especialista indica que la dieta lógica se compone de los siguientes aspectos:

  • Verduras: están presentes en las dos comidas principales que son las de mediodía y la noche.
  • Fruta: se debe consumiré una al día
  • Cereales: deben ser integrales y en cantidades moderadas
  • Aceite de oliva extra: es el principal acompañante de los alimentos
  • Semillas: pueden ser de sésamo, frutos secos, nueces, almendras y avellanas. También pueden ser legumbres como los garbanzos, lentejas y judías.
  • Alimentos del reino animal: lácteos, pescados, mariscos, crustáceos, carne blanca y huevos. Deben estar equilibrados en las comidas.

“En definitiva, se basa en el modelo de la dieta mediterránea, que ha demostrado grandes beneficios para la salud gracias a la variedad de alimentos, a la abundancia de vitaminas, minerales, antioxidantes y al consumo reducido de sustancias como azúcares, grasas saturadas o sal”, menciona.

Dieta personalizada

Si bien estos alimentos son los que garantizan una dieta exitosa, cada persona debe tener su propio régimen de alimentación, pues las necesidades son diferentes en cada persona.

En una dieta, influyen muchos factores que pueden causar resultados contrarios a los esperados como las actividades que se hagan, si se tiene una enfermedad e incluso hasta el aspecto emocional.

“El factor emocional, ¡es clave! Hay que contemplarlo siempre pues la relación entre las emociones y la comida es mucho más potente de lo que pensamos. Hay quien tiene una relación con la comida condenada al fracaso que es necesario corregir, ya que comer saludable siempre tiene que ser un placer”, dice Arranz.

Añade que en caso de tener un momento emocional bajo, debemos evitar caer en atracones o comidas innecesarias para tratar de animarnos.

Cuando estamos tristes, menciona, buscamos cosas que nos alegren y una de ellas ellas es comer, sobre todo algo que nos guste y que sea rico en azúcares o grasas.

“¿Por qué? Hay varios motivos. Está descrito que comer tiene un efecto analgésico con lo que nuestros males siempre parecen menores mientras tomamos algún alimento. Además, también se sabe que ingerir alimentos que nos recuerdan estados placenteros es un vínculo que, inconscientemente, buscamos en momentos de bajón”, señala.

La importancia del entorno

Para elegir la mejor dieta, la especialista indica que también se debe tomar mucho en cuenta el lugar donde se vive.

“De nada sirve elaborar una dieta muy saludable y pretender que la lleven a cabo de la misma manera personas que están viviendo en lugares distintos. En cada caso habrá que aprovechar los alimentos locales y de temporada y, sobre todo, tener en cuenta las costumbres y preparaciones culinarias que por cultura sean habituales”, aclara.

Asimismo, resalta que sin importar los requerimientos de cada persona, en todos los casos  se deben disminuir las grasas saturadas, la sal y los azúcares, ya que dañan gravemente al organismo.

“Podemos saber que están afectando negativamente a nuestro organismo porque pueden producir un incremento de peso, una tensión arterial elevada, niveles altos de colesterol o trastornos gastrointestinales”, concluye.

(Con información de Revist0 Hola)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: