Quistes en ovarios, comúnes en el periodo fértil

Casi no presentan síntomas, pero cuando ocurren son dolor pélvico, abdominal o un retraso en el periodo menstrual.

02/01/2013 8:24
AA
Los ovarios son la fuente principal de las hormonas femeninas, el estrógeno y la progesterona, además de ser las glándulas responsables de la creación de óvulos, que son necesarios para la reproducción. Por lo que alguna afección en ellos puede poner en peligro la fecundidad, comentó Salvador Espino Sosa (*), ginecoobstetra adscrito del Hospital Español.
 
El médico explicó que ” los quistes ováricos son más comunes desde la pubertad hasta la menopausia, es decir en el periodo fértil de la mujer”.
Cada mes, durante el ciclo menstrual, crece un folículo, que es donde el óvulo se está desarrollando, en el ovario. Si durante la ovulación el folículo no logra abrirse y liberar un óvulo, el líquido permanece dentro del folículo y forma un quiste, el cual se denomina del tipo folicular, agregó.
 
Asimismo, otro tipo de quiste, es el llamado “quiste del cuerpo lúteo”, se presenta después de que un óvulo ha sido liberado de un folículo, tiene menor incidencia que los foliculares, y es el resultado de una hemorragia interna del quiste que se produce como parte normal del período de vascularización, es decir, de dos a cuatro días después de la ovulación, expuso Espinosa.
 
Tratamientos para la fertilidad también pueden causarlos de forma múltiple, por el “síndrome de hiperestimulación ovárica”, ya que dichos fármacos propician la estimulación de la ovulación, en donde los ovarios pueden resultar muy hinchados y el líquido puede escaparse para formar quistes, los cuales por lo general, desaparecen después del período de la mujer o del embarazo, aseveró el especialista.
 
Síntomas
Los quistes ováricos con frecuencia no causan síntomas, pero cuando estos ocurren, son dolor pélvico u abdominal, o un retraso del período. Y es que un quiste ovárico causa dolor si se vuelve grande, sangra, se rompe, interfiere con el riego sanguíneo al ovario o se golpea durante la relación sexual, comentó Espinosa.
 
Razón por la que se recomiende hacer periódicamente, chequeos de los ovarios en la vida fértil de la mujer, ya sea mediante una ecografía, tomografía computarizada, estudios de flujo Doppler o resonancia magnética.
 
En cuanto al tratamiento, “la mayoría de las veces los quistes ováricos no lo necesitan, pues desaparecen al cabo de ocho a doce semanas de manera espontánea”, dijo Espinosa.
 
En el caso de las mujeres que presentan regularmente quistes, se les prescribe píldoras anticonceptivas para reducir el riesgo de la formación de ellos en sus ovarios, aunque cabe aclarar que estas no disminuyen el tamaño de los quistes ya existentes, y puede en algunos casos no funcionar del todo, manifestó el especialista.
 
Ante la posibilidad de que los quistes ováricos sean complejos, y no desaparezcan, es necesario extráelos, esto para verificar si no son de tipo maligno, es decir cancerígenos, lo cual se hace mediante una laparotomía pélvica. Sólo el cinco porciento de los casos, suele ser malignos, por lo que hay que verificar el diagnóstico, pero tampoco alarmarse demasiado, concluyó Espinosa
 
(*)Salvador Espino Sosa, ginecoobstetra
salvadorespino@gmail.com

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: