Día mundial de la rabia: Conoce los mitos de la rabia

El lavado inmediato de la herida con agua y jabón es fundamental

28/09/2017 1:27
AA
la rabia

La rabia no es una enfermedad exclusiva de los perros, afecta también a otros animales domésticos.

De acuerdo con la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la rabia es una zoonosis, cuyo agente etiológico es el virus del género Lyssavirus, familia Rhabdoviridae, que se transmite a cualquier mamífero.

La velocidad con la que son manifestados los síntomas y signos de esta enfermedad dependen de las características biológicas de la cepa del virus que infecta. En perros, la eliminación del virus por saliva inicia en un período de 3 a 10 días antes de la manifestación de los signos clínicos primarios. En sumédico.com y con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), te presentamos 5 mitos sobre la rabia.

Te recomendamos: Las cosas que los perros necesitan

Mitos de la rabia..

1. No se debe lavar la herida. El lavado inmediato de la herida con agua y jabón es fundamental y puede salvar vidas.

2. No es prevenible. Es prevenible mediante vacunación. La medida es sencilla: vacunar a perros y gatos, además de evitar mordeduras.

3. Es exclusiva de perros y gatos. Si bien, en el 99% de los casos humanos, la enfermedad ha sido transmitida por perros; la enfermedad afecta a otros animales domésticos como el gato y también a animales salvajes como los murciélagos, zorros, mapaches o chacales.

4. Solamente por mordeduras. La rabia no sólo se transmite por mordedura. También puede transmitirse por un arañazo profundo de un animal infectado.

5. Por comer carne de animales infectados. De hecho, la ingestión de carne de animales infectados o el consumo de carne cruda no es fuente confirmada de infección por el virus de la rabia.

También te sugerimos: ¿Cómo proteger a los niños de mordeduras de perros?

¿Periodo de incubación?

El período de incubación es el tiempo que transcurre desde la exposición al virus hasta el  inicio de signos clínicos de la enfermedad. Los primeros síntomas neurológicos e la enfermedad son ansiedad y agitación, le secunda el malestar general, hormigueo, frío, ardor fiebre, vómito, letargo y dolor de cabeza.

La rabia furiosa, que representa la mayoría de los casos humanos se acompaña de hiperactividad, hidrofobia y aerofobia. La muerte se produce a los pocos días después por paro cardiorrespiratorio. Recuerda que prevenir es vivir.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: