Radioactividad se incrementa en el agua

El agua de Japón ya contiene yodo radioactivo doblemente superior a lo que bebés y niños pueden consumir, según indica el gobernador.

23/03/2011 3:33
AA

La radioactividad proveniente de la planta de nuclear de Fukushima sigue proliferando por el territorio japonés, pero está vez ya ha rebasado los límites que pueden soportar los niños.

Los resultados arrojan que el agua ya contiene yodo radioactivo doblemente superior a lo que bebés y niños pueden consumir, según indica el gobernador de Tokio, Shintaro Ishihara,
Ante esta alarma en Estados Unidos ya se dejaron de importar productos frescos y leches de Japón y Corea del Sur para evitar contaminar a su población con las posibles partículas infectadas en estos alimentos.
 
Esta medida se tomó principalmente por la facilidad con que la radioactividad viaja por el agua, pues en condiciones normales el agua puede contener hasta un nivel de yodo 131 radioactivo, pero ahora en Tokio es de 210.
 
Que traducidos a la medida Bq para un adulto 300 son considerados aceptables y 100 para los bebés, pero en Tokio ya van muy por encima de esa medida.
 
De acuerdo con el especialista el profesor Tim Lang, experto en Seguridad de Alimentos, de la Universidad de Londres, en el Reino Unido. los gases que se están escapando de la central nuclear de Fukushima llevan partículas radiactivas que son volátiles y que, al mezclarse con otros gases en el aire, pueden disolverse en el agua o ser arrastrados por la lluvia a los océanos y los abastecimientos de agua.
 
Y estas partículas son tan pequeñas que se integran perfectamente en cualquier hoja de las plantas y pasan hasta las raíces contaminando todo el producto.
 
Además del yodo 131 se encontró el 134 que está hasta en 500 Bq por kilogramo.
En el caso de las espinacas se encontró que ya rebasaron 27 veces el límite de seguridad permitido.
 
La buena noticia es que el yodo radioactivo después de 8 días empieza a desintegrarse por si solo, pero el cesio puede durar hasta 30 años emitiendo su radioactividad.
 
De acuerdo con la OMS, el consumo de alimentos o agua con radiación puede incrementar el riesgo de determinados tipos de cáncer.
 
Además de que el ingerir el compuesto va acumulándose hasta causar lesiones en la tiroides.
 
El caso de los niños es muy sensible porque ellos son los más afectados por estos elementos debido a que apenas están desarrollándose sus órganos y con rapidez puede instalarse estas partículas y causarles graves daños a su salud. (Con información de BBC)
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: