Rascarse puede ser una reacción contagiosa

El cerebro se vuelve hipersensible cuando estamos cerca de una persona que se rasca, e interpreta que también tenemos comezón.

29/03/2011 9:28
AA

No, la comezón, o las ganas de rascarse no son una enfermedad, pero se contagian. Sucede igual que con el bostezo, esto de acuerdo con un estudio que se realizó en la Universidad de Carolina del Norte.

Cuando vemos a alguien rascarse, inmediatamente nos surge comezón en alguna parte del cuerpo.

Para realizar el estudio, los científicos trabajaron con 25 voluntarios a los que se les proyectó un video de 5 minutos de duración, de personas que se rascan su antebrazo.

Este experimento tan sencillo fue suficiente para que los voluntarios comenzaran a rascarse el antebrazo izquierdo, tal y como las personas del video.

De acuerdo con la visión de los dermatólogos, la culpa es del cerebro, el cual se pone hipersensible y al ver que alguien que está cerca se rasca, de inmediato comienza a generar comezón en la misma parte del cuerpo.

“Es posible que los estímulos sensoriales de varias regiones del cerebro, no específicamente relacionadas con la comezón, puedan ser interpretados erróneamente como picor”, señaló el Doctor Alexandru Papoiu, líder del estudio. (Con información de El Universal)
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: