Razones por las que deberías dejar de limpiar con cloro

Limpiar con cloro puede ocasionar accidentes como quemaduras o intoxicación

17/07/2018 2:30
AA
limpiar con cloro

Estar en contacto con el cloro durante mucho tiempo puede causar comezón, ardor, urticaria y enrojecimiento de la piel

Limpiar con cloro es uno de los métodos de limpieza más utilizados en el hogar, debido al poder desinfectante que tiene este producto en pisos, muebles, ropa y otros espacios pero, ¿es saludable limpiar con cloro?

Según especialistas, limpiar con cloro puede ocasionar accidentes como quemaduras o intoxicación y aumenta el riesgo de infecciones respiratorias en niños.

>>Te puede interesar: Los peligros de sonarse la nariz muy fuerte 

Razones para no limpiar con cloro 

De acuerdo a un estudio publicado en BMJ Journals, investigadores analizaron el impacto que tenía la exposición prolongada al blanqueador en el hogar entre más de 9 mil niños de entre 6 y 12 años de edad.

Además, se les pidió a sus padres llenar un cuestionario sobre el número y frecuencia con que los niños padecían infecciones como amigdalitis, sinusitis, bronquitis, otitis y neumonía.

Por último, se les cuestionó sobre si usaban cloro para limpiar el hogar al menos una vez a la semana.

limpiar con cloro

Los resultados demostraron que el riesgo de padecer gripe era 20% mayor si los padres usaban cloro para limpiar, mientras que la amigdalitis tuvo un 35% más de riesgo en los niños.

Por su parte, estudios publicados en le Occupational & Envorenmental Medicine subrayan que la exposición pasiva al cloro en el hogar dañan el revestimiento de las células pulmonares, lo que causa inflamación y debilita el sistema inmune de los pequeños.

>>Te puede interesar: Consecuencias de no cambiar las sábanas con frecuencia

Agua y cloro, mezcla peligrosa

Los especialistas advierten que cuando el cloro se mezcla con agua, produce ácidos que podrían dañar al cuerpo. Incluso, es más peligroso en comparación a cuando las personas lo respiran, tragan o derraman sobre la piel.

El contacto del cloro en la piel causa enrojecimiento, ardor y comezón. Si se inhala o se acerca mucho al cuerpo, puede haber daños en nariz, ojos y vías respiratorias.

Estar en constante contacto con el olor del cloro puede causar dolor de pecho, vómitos, alteraciones en la repsiración y tos. Si se inhala en exceso puede haber problemas para respirar, sibilancias e irritación.

En el caso de las albercas con cloro, sumergirse y no lavarse la cara luego de salir puede causar irritación en los ojos y en la nariz.

Lo ideal es que uses este producto con moderación y que lo hagas de acuerdo a las medidas de seguridad.

En caso de contacto accidental, lava muy bien la zona afectada y busca atención médica de inmediato.

>>Te puede interesar: Los riesgos para tu salud de los trapos de cocina

(Con información de Mejor con Salud, Salud 180 y El Botiquin)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: