Realizan neurocirugía fetal para corregir defectos de desarrollo

Científicos de la UNAM operaron a fetos para que nacieran sin espina bífida

08/03/2017 11:18
AA

Científicos de la Unidad de Investigación en Neurodesarrollo del Instituto de Neurobiología (INb) de la UNAM, realizaron por primera vez una neurocirugía fetal a las 26 semanas de gestación para corregir un defecto de desarrollo conocido como espina bífida.

Rogelio Cruz Martínez, investigador líder el equipo que realizó la operación, explicó que la espina bífida es un defecto embrionario en el cierre del tubo neural, que provoca que el tejido nervioso de la espina dorsal quede expuesto en la columna vertebral.

De no tratarse la enfermedad, se puede sufrir discapacidad motora, hidrocefalia, daño neurológico, invalidez de ambas piernas e incontinencia urinaria y fecal.

La espina bífida, añadió, es más común de los que se cree. En México, se presentan 250 mil casos de recién nacidos cada año, quienes requerían de una reparación por capas como tratamiento, pero que generalmente necesitaban de sillas de ruedas de por vida.

Ya se han hecho tres cirugías

Después de la primera cirugía, se realizó Resonancia Magnética Fetal, con lo que verificaron los movimientos motores en ambas piernas y la desaparición de espina bífida (mielomeningocele) y de hidrocefalia.

Por ahora, la paciente continúa su embarazo sin ninguna complicación y actualmente tiene 29 semanas de gestación.

Tras el éxito del procedimiento, los médicos realizaron otras dos cirugías el 21 y 27 de febrero de 2017, cuyos bebés nacieron a las 11 y 12 semanas después vía cesárea y sin ninguna complicación.

En ambos casos, los bebés nacieron con una pequeña cicatriz en la zona lumbar, pero con una adecuada movilidad en ambas piernas.

“Se han realizado tres intervenciones, todas exitosas, y la tercera con la participación exclusiva de especialistas mexicanos, en embarazadas procedentes de Sonora, Querétaro y la Ciudad de México. Las operaciones han sido totalmente gratuitas, gracias al apoyo de la Fundación Kristen de Querétaro”, dijo Cruz Martínez.

Las madres están agradecidas

Ana Harumi Hayashida Carrillo, de 42 años, a quien se le realizó la primera operación, supo que tenía problemas cuando tenía 25 semanas de embarazo y una semana después, fue ingresada al quirófano.

“Cuando nos enteramos de los beneficios de la cirugía fue una gran esperanza, una gran bendición haber encontrado al doctor Cruz y su equipo, justo a tiempo. Hoy, ver a estos chiquitos a mi lado me da esperanzas de que mi bebé, que llevará por nombre Hanna, tendrá un resultado similar”, resalta.espina

Otro caso es el de Maricela Pacheco Velázquez de 27 años, de Querétaro, quien agradeció a los médicos por ayudar a su hijo Ian Gael a las 23 semanas de gestación, para que naciera sano.

Alma Yesenia Quintero, de 34 años, y su esposo, Alonso Montes Piña, arribaron desde Sonora a Querétaro para poder someterse a la operación, lo que les permitió que Iker Alonso naciera sin complicaciones.neurocirugia

“Estoy muy agradecida  con todos”, dijo entre lágrimas.

(Con información de DGCS UNAM)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: