Recomiendan electrocardiograma para jóvenes

Estudio encuentra que practicarse electrocardiogramas desde que se es un adulto joven puede prevenir una muerte cardiaca repentina.

09/05/2011 10:10
AA

¿Sabías que todos estamos en riesgo de ser sorprendidos por un infarto repentino sin importar que se esté en la plena juventud?, pero este tipo de eventos puede prevenirse mediante un estudio llamado electrocardiograma (ECG), que recomiendan practicarse, especialmente si se practica algún deporte.

Los especialistas señalan que un ECG, al encargarse de registrar la actividad eléctrica del corazón permite identificar alguna anomalía en las personas pudiendo así prevenir que pueda ocurrir un problema inesperado, y salvaría miles de vidas, especialmente en la población joven a partir de los 26 años.
 
De acuerdo con el Dr. Joseph Marek fundador y director médico de la Midwest Heart Foundation en Oakbrook Terrace, Illinois, el hacer esta prueba identificaría inmediatamente a incluso a los niños que están en riesgo de presentar una muerte repentina.
 
Por ello el especialista recomienda que los médicos lo recomienden a sus pacientes adolescentes, especialmente para aquellos que practican deportes. Aunque algunos especialistas le encuentren desventajas como una sobredemanda para los sistemas de salud al descubrir que hay anomalías o que el estudio es algo caro.
 
Pues de acuerdo con Marek, se ha encontrado que en los adultos jóvenes hasta un 40% tienen funcionamiento cardiaco anormal, por ello es que es altamente recomendable el practicarse este estudio, aunque en el grupo de Estados Unidos la cifra está por debajo del 3%, refiere el especialista.
 
Según datos de Estados Unidos, en este país al año mueren 250 mil personas a causa de un paro cardiaco de las cuales dos mil son jóvenes, por ello es que el especialista dice que el ECG puede prevenir catástrofes de este tipo y la enfermedad se puede tratar de forma rentable gracias a la prevención.
 
¿Cómo funciona un ECG?
 
Para esta prueba se colocan pequeños parches llamados electrodos en varios lugares de la piel del cuerpo, y se conectan mediante cables a una máquina que imprime unas líneas onduladas que indican la actividad eléctrica del corazón, según la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. Para la prueba, que por lo general sólo se toma unos minutos, la persona yace inmóvil.
 
Con esta prueba entre el 2006 y 2010 el Dr. Marek y su equipo realizó la prueba a 50 mil 665 adolescentes de 14 a 18 años, entre quienes había atletas y no atletas.La evaluación se llevó a cabo en 32 escuelas en la parte suburbana de Chicago, durante el día escolar normal.
 
Las pruebas identificaron a  mil 96 adolescentes con ECG anómalos, que indicaban una irregularidad cardiaca que podría resultar en una muerte cardiaca repentina.
 
Además entre estos alumnos había 150 tenían hipertrofia del ventrículo izquierdo, que puede llevar a cardiomiopatía hipertrófica, la causa más común de la muerte cardiaca repentina. Otros 145 tenían una afección llamada QTc prolongado, que puede indicar síndrome de QT largo, también relacionado con la muerte cardiaca repentina.
 
Después se encontró que de llevar este tipo de estudios durante 26 años se habían reducido en 89% las muertes cardiacas. (Con información de Univisión)
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: