Recomiendan reforzar lucha contra tos ferina

Lactantes y niños pequeños son el sector de la población más vulnerable a esta enfermedad.

24/09/2013 3:24
AA

La Tos Ferina o Pertusis no es una enfermedad erradicada en América Latina, estadísticas oficiales como las de México muestran que en un periodo de 15 años el número de casos de esta enfermedad creció 272%. De acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, de la Secretaría de Salud, la cifra de reportes por Tos Ferina en México se elevó de 202 casos anuales, en 1997, a 752 casos confirmados en 2012.

Los datos fueron difundidos en el marco del Día Latinoamericano de Lucha contra la tos ferina, que se conmemora este 25 de septiembre, por iniciativa de la Fundación Panamericana de la Salud y Educación.
 
La tos ferina es una enfermedad altamente contagiosa, transmitida por el bacilo bordetella pertusis, siendo los lactantes y niños pequeños los grupos más vulnerables. Los síntomas iniciales son fiebre leve, escurrimiento nasal y tos, que progresivamente se convierte en una tos violenta.
 
Esta enfermedad suele empezar como un padecimiento muy simple, pero de no ser detectada a tiempo puede complicarse gravemente.
 
La Asamblea General de Salud, que reúne a autoridades de los 194 países miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aprobó el 27 de enero de 2013 el Plan de Acción Mundial sobre Vacunas, que pretende  evitar millones de muertes y discapacidad permanente provocados por poliomelitis, sarampión, tétanos neonatal, difteria. En este plan también se incluyó un esfuerzo mayor en atención a la vacunación contra  tos ferina.
 
Los representantes de los países miembros de la ONU revisaron y aprobaron un documento que establece compromisos hasta el año 2020 y que había sido revisado, desde enero, por 600 expertos en infectología y epidemiología de diferentes países.
 
Recomiendan revacunar
Aunque la tos ferina o pertusis comenzó a presentarse con menos frecuencia a lo largo del siglo XX no ha podido ser erradicada totalmente y en los últimos años se ha fortalecido la evidencia clínica de que, como ocurre con padecimientos como el tétanos, es necesario revacunar después de cierto periodo de tiempo.
 
El doctor Agustín de Colsa, pediatra infectólogo de la Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica (AMIP) explicó a SUMEDICO  que “a pesar de los esfuerzos que se han realizando a nivel mundial para controlar esta enfermedad, ésta aún no se ha erradicado; en Latinoamérica se están realizando campañas específicas para alertar a la población y fomentar la revacunación entre adolescentes y adultos”.
 
“La necesidad de vacunar a estos grupos es debido a que con el tiempo la protección contra la tosferina se pierde. Aunque hayamos tenido tos ferina de pequeños o bien hayamos sido vacunados de forma adecuada, esta protección no dura de por vida y después de seis o diez años perdemos dicha protección, volviendo a ser susceptibles, y es por lo que adolescentes, jóvenes y adultos estamos enfermando de nuevo y sobretodo transmitiendo la enfermedad a los niños pequeños, que son vulnerables cuando no han recibido el esquema completo de vacunación contra la tos ferina”, agregó el experto de la AMIP. 
 
A pesar de que es una enfermedad altamente contagiosa, prevenirla resulta sumamente sencillo. Este es otro de los objetivos principales del Día Latinoamericano de Lucha Contra la tos ferina: crear una cultura de prevención.
 
De acuerdo con el doctor De Colsa, todos los grupos de edad pueden padecer tos ferina, sin embargo, los  niños menores de un año son los más susceptibles de enfermar y sufrir complicaciones que pueden poner en riesgo su vida.
 
Este mal comienza con los síntomas típicos de un resfriado, pero el signo principal es la tos persistente, que va en aumento y puede durar hasta ocho semanas.
 
Estrategia Capullo
Una de las estrategia nuevas para evitar el contagio de tos ferina entre niños y niñas menores de un año es la Estrategia Capullo, que sigue lineamiento de la Iniciativa Global contra Pertussis o Tos ferina. Ellos buscan alertar sobre la pérdida de la inmunidad conferida por la vacunación durante la infancia y promueve la vacunación de adolescentes y adultos que rodean a un bebé.
 
Esta estrategia tiene como objetivo reducir la transmisión de la enfermedad a bebés y niños pequeños por sus contactos cercanos, ya que los padres de familia al perder la inmunidad contra tos ferina, pueden enfermarse o ser portadores de la misma bacteria, siendo ésta la principal fuente de contagio para sus hijos pequeños.
 
Una de las estrategias sugeridas para abordar la problemática del incremento de casos de tos ferina en bebés, es la vacunación de los padres así como de toda persona que esté en contacto cercano con niños menores de dieciocho meses. Ello generará un entorno de protección, ya que se disminuirá la probabilidad de contagio.
 
El doctor De Colsa concluyó que “la vacunación contra tos ferina (pertussis) debe ser una prioridad para los padres; si ellos son inmunizados contra la enfermedad, el riesgo de contagio hacia sus hijos es menor”.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: