Redes sociales aumentan ansiedad

La dependencia psicológica a estar conectado para compartir nuestras experiencias o estar pendientes de la de los demás genera este trastorno.

19/12/2014 3:35
AA

En la actualidad, las redes sociales permiten estar en contacto con amigos y familiares tanto cercanos como lejanos, por lo que se convierten en el medio perfecto para comunicarse con esas personas especiales en la época navideña. Si no recibes mensajes en estas fechas, no permitas que la ansiedad te consuma.

 
La ansiedad es una emoción normal en los seres humanos que puede presentarse en momentos donde el organismo detecta una situación de peligro. Sin embargo, se considera de carácter patológico cuando se presenta de forma irracional, por un estímulo ausente, con intensidad excesiva y duración injustificadamente prolongada, generando un grado evidente de disfuncionalidad en la persona.
 
El psiquiatra Aldo Suárez, miembro de la Asociación Voz Pro Salud Mental, comentó que “hoy en día, debido al auge del uso de internet y las redes sociales, se ha desarrollado una fuerte dependencia psicológica a estar conectado para compartir nuestras mejores experiencias o estar pendientes de las de los demás, de lo contrario, se genera un estado de ansiedad conocido como FOMO (fear of missing out), que en español significa miedo a perderse algo.”
 
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, entre los trastornos mentales, los de ansiedad son muy frecuentes, suelen iniciar en la adolescencia y tienen su máxima prevalencia en la etapa más productiva de la vida laboral, social y afectiva. 
 
Explicó que “cuando un individuo se entera a través de las redes sociales que su círculo social se encuentra en alguna actividad que no lo involucró, la ansiedad afecta sus procesos mentales, interfiriere con su capacidad de análisis y deteriora evidentemente su funcionalidad”. 
 
Ello se manifiesta en el aumento de tensión muscular, mareos, sudoración y palpitaciones, así como intranquilidad, nerviosismo, preocupación excesiva, miedos irracionales e ideas catastróficas.
  
“La ansiedad es una enfermedad y no un padecimiento voluntario, por lo que solicitar atención con un especialista en psiquiatría y no acudir a la automedicación es de vital importancia”, aseguró el experto. 
 
También dijo que es recomendable que éste se administre paralelamente con algún antidepresivo, ya que los trastornos de ansiedad y depresión coexisten en más de 60 pro ciento de los pacientes psiquiátricos. 
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: