Reflexología podal, equilibrio para el organismo

La reflexología se basa en la comunicación entre neuronas y es por ello que el efecto de un estímulo se ve reflejado a otra zona distante.

18/03/2011 8:58
AA

Nuestro cuerpo es como una gran fuente de energía que fluye a través de cada una de las redes del sistema nervioso. Esto es aprovechado por la reflexología que, auxiliada con el sentido de propiocepción –sentido que informa al organismo de la posición de los músculos y órganos–, aprovecha cada uno de los puntos  energetizantes para dar equilibrio al organismo. Ve aquí el video
 
Yoshio Okubo, director del Centro Japonés de Medicina Alterna, explicó a SUMEDICO que la reflexología se basa en la  comunicación entre neuronas y es por ello que en la zona donde se ejerza algún estímulo, sea en la mano, cara o cualquier parte del cuerpo, el efecto se ve reflejado a otra zona distante y una de las zonas con mayor concentración de puntos de energía son los pies.
 
Precisó que la conexión se da a través de los nervios periféricos, provenientes de la columna vertebral, así como de los sistemas nerviosos Central, Simpático y Linfático, “tenemos diferentes zonas reflejas, sin embargo, en un diagrama de acupuntura tenemos más de 300 puntos principales y 2 mil secundarios, todo el cuerpo es un área refleja, pero en pies, orejas y manos,  entra mayor cantidad de terminaciones nerviosas que generan efectos reflejos hacia todo el organismo”.
 
Lo anterior se ha comprobado científicamente y es por ello que la reflexología podal es considerada hoy como medicina complementaria a la alópata, sin que interfiera de ninguna forma entre ellas.
 
Es decir, si existe algún malestar, es posible localizar en la planta del pie el punto de energía que puede incidir en el órgano o zona del cuerpo que se encuentra dañado o afectada, a fin de equilibrarlo. “La medicina complementaria no hace diagnóstico como tampoco se va a atender un padecimiento, lo que se busca es el restablecimiento de un equilibrio, pies así como el órgano afectado va a generar zonas de tensión en el pie, el estímulo va a atender en específico los síntomas”, puntualizó Yoshio Okubo.
 
Por esta razón, subrayó, no debe pensarse que la reflexología puede sustituir un tratamiento de la medicina alópata: “Eticamente no se debe vender una medicina complementaria, tradicional, ni la misma alópata, realmente lo que hacemos todos los médicos, toda el área de la salud es orientar y asistir al paciente, yo le doy tratamiento a algunos síntomas, al origen del paciente, sin embargo es el organismo del paciente el que se cura. Esto es complementario, debe ir junto con la alópata, la  herbolaria. Ya pasamos esa lucha ilógica de pelear entre las medicinas, de que si te atiendes con un alópata ya no utilizas la complementaria, o decir que la alopatía te daña, no hay que utilizar las herramientas de ambas tramas”.
 
Aprendamos a “entender” a nuestros pies
El uso de calzado incómodo, largas caminatas, falta de asistencia al podólogo, entre otros aspectos, llegan a provocar intensos dolores en nuestros pies; sin  embargo, muchas de estas molestias pueden alertarnos sobre el inicio de una enfermedad, aseveró Yoshio Okubo.
 
“Por ejemplo –comentó-  para que manifiestes una gastritis empiezas con dolor de estómago, acidez, molestias, pero antes de que presentes esos  síntomas el pie ya te está alertando de esa alteración con algún dolor en específico en la planta;  la reflexología ayuda mucho a prevenir futuras enfermedades, por una zona que ya se esté desequilibrando”.
 
Los especialistas conocen de estas alteraciones a través de los mapas de la reflexología podal: “Existen varios diagramas, en este caso no resultan específicos, pues los hay orientales y egipcios, pero una forma muy común de dividir al pie es por meridianos, cada dedo de forma longitudinal atraviesa el pie y forma cinco canales y representan la mitad de tu cuerpo dividida en cinco, donde el área de los dedos de los pies es la parte superior, la cabeza: el talón es la parte baja de las caderas a las piernas;  y en  medio estaría toda la zona orgánica”.
 
Este sistema te permite tener una percepción dimensional del organismo: “Lo que tenemos que hacer es imaginarnos el pie y ese reflejo del pie al plasmar el cuerpo, todos los esquemas que se manejan son bidimensionales, pues en el cuerpo  los órganos están sobrepuestos, veríamos que la vesícula está detrás del hígado, en reflexología, la vesícula la apreciamos  junto al hígado, no es que sea tan específico, pero es la zona”.
 
Ahora, para poder diferenciar el dolor entre un problema de lesión propia del pie como un esguince, hasta la posibilidad de reflejo de una alteración orgánica, es necesario ir a un especialista para su tratamiento,
 
“Cualquier problema del pie tiene que ser atendido con procesos antiinflamatorios de irrigación sanguínea, porque es difícil diferenciar un dolor de contractura o un mal calzado al síntoma reflexológico por un problema orgánico, todo problema de pie tiene que ser atendido” y será el especialista quien indique la causa del dolor.
 
 
Indicaciones y contraindicaciones
El especialista Yoshio Okubo indicó que la reflexología es sumamente saludable, pues además la armonización del organismo es positiva a cualquier edad, incluso desde la infancia: “A todos los niños, si se les trabaja y estimula la planta de los pies, con un masaje –todos tenemos noción de o hacerle daño- se les estimula para que tenga adecuadas  secreciones endócrinas, o sea hormonales, de crecimiento e intelecto, y es muy bueno. Por ello desde recién nacidos se puede aplicar la reflexología, no es necesario un curso o diplomado, el mismo instinto materno es muy sabio y darles un masajito les favorece su desarrollo y crecimiento”.
 
Sin embargo, en las personas adultas existen contraindicaciones, “obviamente se deben tener  ciertas precauciones por insuficiencia venosa (várices), en ese caso la presión sobre los vasos sanguíneos podemos ocasionarles un daño, se debe tener cuidado de no generar cambio de color en la parte inferior de los pies, de las piernas”.
 
De igual forma se deben considerar casos de infecciones e incluso de cáncer, “es importante que tengamos en cuenta que toda medicina alternativa aprovecha el sistema linfático, entonces hay procesos donde –los estímulos-  viajan a través del sistema linfático y en  esos casos sí sería recomendable que sólo el médico tratante le diera el visto bueno si se aplica o no la reflexología, hay contraindicaciones”, puntualizó el experto.
 
También se debe someter a consideración del médico tratante en los casos de insuficiencia renal o hepática,  pues “la reflexología genera cambios bioquímicos, desecho de toxinas, cuando tenemos los riñones e hígado trabajando a marchas forzadas por insuficiencia, por ello primero se requiere una valoración médica”.

Finalmente, al referirse a las máquinas, Yoshio Okubo reconoció que la ciencia tiene beneficios, pero que definitivamente “nunca un aparato va a tener la sensibilidad del ser humano, el apoyo emotivo con el simple hecho del tacto al paciente te da ventaja sobre el aparato, que también utiliza impulsos eléctricos y van conducidos  por el nervio, entonces los beneficios fisiológicos pueden ser los mismos, sin embargo viene el aspecto emotivo y psicológico, donde llevan ventaja las manos “.
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: