Reflujo podría controlarse con pulsera

Cuando los ácidos estomacales afectan las paredes del esófago se desarrolla una condición precancerosa llamada esófago de Barret, dijo experto.

21/02/2013 3:44
AA

El trastorno digestivo crónico, que deriva de la enfermedad por reflujo gastroesofágico podría controlarse por medio de un dispositivo de pulsera provisto de perlas magnéticas, el cual clausura la unión entre esófago y estómago cuando la persona no está comiendo, esto de acuerdo con un estudio publicado en el New England Journal of Medicine.

El artículo revela que el 92% de las personas con reflujo ácido crónico que han utilizado este sistema ha tenido resultados satisfactorios, inclusive, el 82% de los usuarios dejó de consumir medicamentos para tratar la enfermedad.

Para Daniel Smith, presidente del Departamento de Cirugía de la Clínica Mayo en Florida, Estados Unidos, este dispositivo no sólo es sencillo y funcional, sino que supera los tratamientos tradicionales como la cirugía o los inhibidores de ácido, los cuales tienen efectos secundarios.

Los científicos explicaron que el reflujo procede de una válvula esfínter deteriorada, que no cumple enteramente con su función, situada entre el esófago y el estómago, no obstante, cuando el músculo que controla la salida de dicha válvula se relaja, es posible que los ácidos del estómago alcances las paredes esofágicas, causando daño, una situación que puede suceder a cualquier persona y en cualquier edad.

El especialista señaló que esta situación puede generar una condición precancerosa llamada esófago de Barrett, y cáncer de esófago.

También señaló que la colocación del dispositivo pulsera dura alrededor de dos horas, no es invasiva, y el paciente solamente debe pasar una noche en el hospital.

Los pacientes candidatos a utilizar este sistema son aquellos que padecen reflujo ácido crónico  y con síntomas controlados por medio de medicamentos supresores de ácidos.

Sin embargo, el científico señaló que no todos los participantes del estudio tuvieron resultados satisfactorios, ya que seis de ellos enfrentaron situaciones adversas graves, a cuatro se les retiró el dispositivo sin consecuencias, y el 68% de los pacientes tuvo dificultad para tragar, un problema que se corrigió con el paso del tiempo. (Con información de Europa Press)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: