Refrescos propician acumulación de grasa

Las bebidas azucaradas afectan el trabajo de las células beta que producen la insulina, fomentando el desarrollo de diabetes.

03/07/2013 8:56
AA

Alrededor del 60% de la población mundial padece obesidad o sobrepeso, y por ende tiene mayor susceptibilidad para desarrollar enfermedades como diabetes o alguna cardiopatía, y uno de los factores principales para este fenómeno es el consumo de bebidas azucaradas, señaló Marcia Hiriart Urdanivia, directora del Instituto de Fisiología Celular de la UNAM.

La especialista indicó que el consumo de este tipo de bebidas promueve la acumulación de grasa, produce insulina en exceso y, por ende, inflamación crónica.

Estas afirmaciones son parte de un estudio llevado a cabo por el departamento de Neurodesarrollo y Fisiología, de la División de Neurociencias del Instituto de Fisiología Celular (IFC) de la UNAM, cuya finalidad es conocer el impacto que tiene las bebidas azucaradas en la salud.

La especialista señaló que la acumulación de grasa abdominal puede relacionarse con el desarrollo de síndrome metabólico y el desarrollo de diabetes por el aumento en la secreción de insulina.

Explicó también que, además de la gran incidencia de obesidad en el mundo, no es poca la cantidad de personas que padecen síndrome metabólico, el cual consiste en obesidad central, hipertensión, hiperinsulinemia y resistencia a la insulina.

Al trabajar con ratas de laboratorio, en un estudio despojado de factores genéticos y relacionándolo únicamente con la diabetes tipo 2, la investigadora descubrió que, ante la obesidad, las células beta pancreáticas, que producen la insulina, se descontrolan y la insulina ya no es suficiente para controlar los niveles de azúcar en la sangre. 

En los ratones se demostró que, tras medio año de consumir agua con azúcar, hubo un incremento de peso importante, así como acumulación de grasa.

Concretamente, la especialista indicó que beber líquidos dulces de manera regular además de originar grasa abdominal, propicia la resistencia a la insulina, “que con el tiempo puede llevar al agotamiento de las células beta y a diabetes tipo 2, una epidemia mundial que sólo podrá controlarse si cambiamos de estilo de vida”, con buena alimentación y actividad física. (Fuente: UNAM)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: