¿Realmente es efectivo regañar a un perro?

Antes de explotar y regañarlo, analiza su comportamiento

15/08/2017 12:29
AA
regañar a un perro

Regañar a un perro en algunas situaciones es un grave error

Sabemos que nuestro perro no siempre se porta bien, a veces puede hacer algunas travesuras que nos hacen enojar mucho y que nos obligan a regañarlo, pero ¿es efectivo regañar a un perro?

Es importante que trates de entender el comportamientos de tu peludo, aunque sabemos que no siempre es fácil hacerlo, especialmente cuando se porta mal y hace algo que nos hace enojar.

Sin embargo, es fundamental que antes de regañarlo, aprendas a interpretar sus expresiones, sonidos e incluso la posición que adopta.

¿Cómo interpretar los gestos de mi perro?

Si gruñe, nos está diciendo que lo dejemos en paz, que la está pasando mal y que no quiere que lo sigas regañando.

En este caso, regañarlo es contraproducente porque le estamos diciendo que gruñir es malo y que debe morder directamente cuando se sienta mal.

Lo mejor es que antes de regañarlo, trates de saber por qué gruñe.

Otro momento en que regañar a un perro no es buena idea es cuando tiene problemas de comportamiento. Si llegas a casa y te encuentras con objetos rotos y mordisqueados mientras tu perro está ladrando de forma incesante, es sinónimo de estrés y nerviosismo.

Este tipo de problemas deben ser tratados por un profesional, así que regañarlo puede crear más problemas.

Si lo regañas y tu perro baja las orejas y trata de huir con la cola entre las patitas, significa que lo estás haciendo pasar un mal rato y te tiene mucho miedo. Lo mejor es que no sigas regañándolo.

>>Te puede interesar: ¿Por qué ladran tanto los perros? 

Pegarle a un perro definitivamente es una pésima idea. Debes tratar a tu mascota con cariño y comprensión, aun cuando se porta mal.

Regañar a un perro no corrige el comportamiento 

Si tu perro tiene un mal comportamiento de forma regular, debes acudir con un etólogo, que es el veterinario especializado en el comportamiento canino.

Él hará una observación de su conducta y de sus hábitos y te dará un diagnóstico con los pasos a seguir ante las conductas negativas.

Es importante que te asegures de darle a tu perro los cuidados imprescindibles, por ejemplo los paseos. La falta de éstos puede propiciar el nerviosismo y las conductas destructivas.

Así mismo, un perro que vive a la intemperie o pasa demasiado tiempo solo, puede sentirse abandonado y comenzar a generar conductas repetitivas y destructivas para llamar tu atención.

Si sorprendes a tu perro con una conducta no ideal, debes intentar darle la vuelta y redirigir su comportamiento.

Por ejemplo, si muerde todos los muebles, debes acercarte rápidamente con un juguete o mordedor y felicitarlo cuando lo mordisquee.

Si se orina en la casa no lo regañes, mejor evita esta situación y sácalo a dar un paseo a la calle. Cuando haga sus necesidades allí, felicítalo para que sepa dónde es correcto hacerlo.

Usa el refuerzo positivo

Llevar a cabo estas técnicas de disciplina se conoce como educación del perro en el refuerzo positivo, que es el método que utilizan los educadores caninos y etólogos.

Su eficiencia radica en que no propicia el empeoramiento de los problemas de comportamiento y ayuda a los perritos a comprender mejor.

Además, refuerza nuestra relación y genera un buen rol de “buen comportamiento=premio”, lo que ayudará a mejorar todos los aspectos que quieras trabajar.

>>Te puede interesar: ¿Por qué tu perro hace del baño por toda la casa? 

Recuerda que la practica constante de obediencia, paciencia, refuerzo positivo, respeto y afecto sincero, son las claves para alcanzar una mejor relación y trabajar adecuadamente los problemas sin necesidad de usar castigos.

(Con información de Experto Animal)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: