Relacionan miopía con principio de vida

Hasta los factores que actúan durante el embarazo pueden influir en el riesgo de desarrollar la enfermedad, dicen investigadores londinenses.

16/01/2011 3:38
AA

Hace unos meses científicos de Estados Unidos descubrieron un gen vinculado a la miopía.

La miopía es un defecto refractivo del ojo con el cual el punto focal de una imagen no alcanza a formarse en la retina, como sería normal, y la persona tiene dificultades para enfocar los objetos lejanos.

Según señalaron entonces los investigadores en la revista Nature Genetics el avance podría conducir eventualmente a nuevos tratamientos para prevenir la enfermedad, que actualmente se corrige con el uso de anteojos.

A pesar de lo común de esta enfermedad, hasta ahora se conoce muy poco sobre las bases genéticas del trastorno.

Pero ahora, un estudio demuestra que la posibilidad de tener miopía estaría determinada, por lo menos en parte, en los primeros momentos de la vida.

Dado que ciertos factores, como la mayor edad de las mujeres al tener el primer hijo y una mayor supervivencia de los bebés muy pequeños, están creciendo en muchas regiones, su relación con la miopía explicaría en parte por qué ese trastorno también está aumentando, según publica la revista Ophthalmology.

Por ejemplo, las tasas de miopía están creciendo más rápidamente en la población del este de Asia, donde hasta el 80 por ciento es miope.

Esto sugiere que el origen de la enfermedad se gestaría mucho antes de lo que se creía, comentó Jugnoo Rahi, del University College de Londres. “Hasta los factores que actúan durante el embarazo pueden influir en el riesgo de desarrollar miopía”, indicó.

El equipo de Rahi revisó datos de 2 mil 487 integrantes de una cohorte seleccionada en 1958 conocida como British Birth Cohort; incluía mil 214 personas (un 49 por ciento) que desarrollaron miopía.

Los adultos que habían nacido cuando sus madres tenían por lo menos 35 años eran un 50 por ciento más propensos a ser miopes. Lo mismo ocurrió con aquellos que habían nacido relativamente pequeños para la edad gestacional. Si sus madres habían fumado al comienzo del embarazo, se duplicaba el riesgo de miopía grave.

Al analizar factores de la niñez, el equipo halló que los adultos que a los 7 años habían obtenido un alto rendimiento en las pruebas de lectura, lo que sugiere que pasaban más tiempo leyendo o estudiando, eran un 20 por ciento más propensos a desarrollar miopía.

Y los participantes que habían ido a la universidad y los que tenían trabajos no manuales eran entre un 20 y un 40 por ciento más propensos a ser miopes.

Rahi opinó que “el aumento de la frecuencia de la miopía se puede explicar sólo por un cambio de los factores ambientales”, porque la predisposición genética no pudo crecer tanto. Esos factores de riesgo ambientales influirían directamente en la visión o, también, en los mecanismos que controlan los genes. (Con información de Medline Plus)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: