Relaciones a distancia son más estrechas

Estudio encontró que las personas que tienen pareja a distancia se esfuerzan más por dar lo mejor de sí, y tienden a ser más exitosas.

23/07/2013 5:40
AA

 De acuerdo con un estudio publicado en Journal of Communication, las relaciones a distancia alcanzan mayor intimidad que las presenciales, pero es necesario que las personas estén de acuerdo con participar en esta modalidad de “noviazgo”.

Crystal Jiang de la Universidad de Hong Kong y el profesor Jeffrey Hancock de Universidad Cornell (EEUU), líderes del estudio, afirmaron que “las relaciones a distancia pueden ser incluso más exitosas que las convencionales, y no tienen que estar condenadas al fracaso.

Para los investigadores, la explicación se encuentra en que al no poder convivir con la persona, ambos se esfuerzan más en brindar una comunicación efectiva y mostrarse lo mejor que pueden en un intento por romper las barreras que los mensajes de texto, los e-mails o las llamadas tienen.

Para ilustrar el caso, tomaron la vivencia de María -quien prefiere no dar su nombre real- y que asegura haber mantenido con su pareja una relación a distancia durante casi 10 años, y que es jsuto la distancia lo que la ha convertido en una relación fuerte, que “sobrevive porque ambos nos queremos, si no, no tendría sentido alguno aguantar separados tanto tiempo”, dice.

De acuerdo con José Bustamante Bellmunt , secretario general de la Asociación Española de Especialistas en Sexología y autor del libro ¿En qué piensan los hombres?, las relaciones a distancia puede ayudar a prolongar la fase de enamoramiento, enseñan a valorar al otro, a echarle de menos.

“Pero sobre todo, hacen que cuando se den los encuentros, estos gocen de un mayor tiempo de calidad: “¡Para un par de días que nos vemos, no vamos a estar discutiendo!”. Las parejas tienden a exprimir al máximo esos días llenándolo de buenos momentos, de relaciones sexuales apasionadas y de “te quieros” y “te echaré de menos”. Damos lo mejor de nosotros”, comentó el experto.

Para Bustamante, estas relaciones llevan a tener una vida independiente al margen de la relación y poder disfrutar de él o ella cuando se ven. Es decir, “poder ocuparme de mí y no caer en la dependencia que algunas relaciones conllevan”, aseveró.

Por su parte María comentó en su testimonio que: “Ninguno de los dos hemos perdido nuestra independencia, y si estamos juntos es porque lo hemos elegido. La confianza es clave si no, no se sostendría ningún tipo de relación”.

Otras parejas funcionan mejor a distancia, como el caso de Marta, quien comenzó su relación en la distancia, cuando se fue a cursar su año de Erasmus, con un chico al que conocía por amigos comunes y con el que apenas había hablado un par de veces en un bar. “La relación comenzó por redes sociales, se consolidó en Navidades cuando vine por vacaciones y luego, a mi marcha, acordamos vernos una vez al mes. Pero luego al regresar de nuevo a España, nos dimos cuenta de que sólo era perfecto en la distancia”, confesó.

Por eso, a veces se han de plantear si quieres o no este tipo de relación. Por ejemplo, si la distancia es muy larga, tenemos que plantearnos si queremos vivir esa relación o es mejor dejar la relación antes de engancharnos y pasarlo mal cuando sabemos que no es el tipo de relación que queremos. Si, por el contrario, se decide aventurarse a empezar una historia, “debemos saber que perdemos el cariño constante, el abrazo, la rutina, la cotidianeidad o el mantener una relación también con los amigos”. (Con información de El Mundo)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: