Relaciones infelices dañan la salud

Vivir en una relación sin amor, puede afectar a la salud tanto física como emocionalmente

03/11/2015 3:16
AA

Tener una relación saludable y llena de amor, tiene muchos efectos positivos en el organismo: te sientes feliz, radiante, lleno de energía, sientes paz y muchas ganas de estar con tu pareja, pero ¿qué ocurre cuando vives una relación dónde ya no hay amor?

Aunque no lo creas, vivir en una relación infeliz puede afectar seriamente a tu organismo ya que se pueden presentar distintas enfermedades tanto físicas como emocionales.
 
La psicóloga Anabel Castrezana, vinculada a Kaiser Permanente en Santa Ana, California, explica que vivir en un matrimonio o relación dónde el amor se fue, puede causar estrés, ansiedad y depresión, lo que aumenta la susceptibilidad de padecer enfermedades como la alta presión y la deficiencia inmunológica.
 
Así mismo, menciona que esta situación es muy común en mujeres, especialmente en las de mediana edad que aunque viven atrapadas en una relación que no las satisface, no se marchan por diversas razones como las siguientes:
 
Los hijos: siempre se cree que el divorcio afectará seriamente a los niños, sin embargo, la experta menciona que diversos estudios han demostrado que aunque la separación pueda ser difícil, es más dañino para ellos vivir en un hogar donde la relación ya no funciona o es muy problemática.
 
Dependencia económica: muchas mujeres suelen dejar de trabajar para cuidar a sus hijos, por lo que sus ingresos vienen de su pareja, por lo que la idea de separarse puede provocarles angustia por el futuro. Ante esto, psicóloga recomienda organizar bien las finanzas, hacer ajustes y buscar independizarse.
 
Miedo a la soledad: un miedo muy común es quedarse solo o no volverse a enamorar, por lo que las personas prefieren estar con alguien aunque ya no sientan nada. En estos casos, lo ideal es conocer nueva gente a través de grupos o club con personas que compartan los mismos intereses. Al principio de la separación, cuesta trabajo asimilar la situación, sin embargo, ese proceso de duelo, puede representar una gran oportunidad para reformular los planes y el camino de vida así como comenzar a hacer nuevas cosas.
 
Para identificar si se está viviendo en una relación infeliz, la psicóloga enumera algunos de los síntomas más comunes de las personas que ya no están enamoradas:
 
Ya no hay alegría por ver o escuchar a la pareja.
Se acaban los detalles, elogios y actos de cariño.
Se va cortando la comunicación hasta que es inexistente.
Ya no hay interés por saber dónde está o cómo ha sido su día.
Se evita el contacto con la pareja.
Comienzan a molestar los comentarios o actitudes de la pareja.
Se terminan las relaciones sexuales
Se crea molestia al tener que pensar en la pareja o al momento de hacer planes juntos.
 
(Con información de La Opinión)
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: