Reportan exceso de cesáreas en sur de México

Yucatán es el estado que registra mayor número de cirugías, reporta investigación que realizó El Colegio de la Frontera Sur.

30/05/2014 2:49
AA

Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que sólo en 15 de cada 100 embarazos se justifica que el nacimiento sea por medio de la operación de cesárea, en cinco estados del sur de la República el promedio es cercano a 40 cesáreas por cada 100 alumbramientos y crece desde el año 2005. Los datos forman parte de una investigación en curso que realiza El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur).

 
Según datos oficiales de los nacimientos ocurridos en hospitales públicos de Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán, entre 2005 y 2012, todos esos estados rebasaron, en más del doble, las recomendaciones de la OMS. El estado que tiene mucho mayor porcentaje de cesáreas es Yucatán, con 51 % de nacimientos por medios de esta cirugía. Mientras que Chiapas ha fluctuado entre el 28% y 30% de nacimientos por cesárea en el periodo analizado.
 
El estudio no se limita a presentar estadísticas sino que busca comprender cuáles son las ideas y creencias, de médicos y mujeres embarazadas, que han detonado ese aumento acelerado en el número de operaciones de cesárea, como explicó en entrevista con SUMÉDICO Ana Laura Pacheco Soriano, licenciada en Etnografía responsable de esta investigación y becaria del Programa de Preparación para el Posgrado de Ecosur, en el Departamento de Sociedad, Cultura y Salud.
 
“Ya contamos con cifras, pero no se ha estudiado a fondo la parte socio-cultural que está detrás del incremento de las cesáreas porque muchas mujeres ahora elijen esa operación por cuestiones laborales, estéticas y otras razones que no son necesariamente médicas. A nivel nacional el caso más grave es el estado de Nuevo León, en cuyo sector privado 7 de cada 10 niños nacen por cesárea.  
 
En el caso de esta investigación encontramos que en el sur de México está aumentando también esta tendencia y Yucatán ya tuvo 51% de cesáreas en 2012. Luego siguen en frecuencia de cesáreas Campeche y Tabasco, con más de 45%, Quintana Roo con más de 30% y Chiapas, que está poco abajo del 30%”, indicó Pacheco Soriano, quien labora en esta investigación con la doctora Irene Sánchez Morenos, de Ecosur en San Cristobal de las Casas.
 
“La problemática de las cesáreas es que no nada más es una cuestión médica. Se supone que las cesáreas son operaciones quirúrgicas para salvar vidas maternas y evitar muerte fetal. El problema es que, si revisamos las cifras, muerte materna y muerte fetal siguen al alza, igual que las cesáreas”, añadió Ana Laura Pacheco.
 
Preocupación global
La excesiva práctica de las cesáreas a nivel global representa una problemática compleja. A nivel mundial, México está entre los diez países que rebasan por mayor porcentaje las recomendaciones de la OMS en este tipo de cirugías. Sus cifras son similares a las de Brasil y Chile, que también reportan entre 38% y 40% de nacimientos no vaginales.
 
Las causas que alejan a las mujeres embarazadas del parto natural pueden ser de tipo social, cultural, médico y económico y sus efectos impactan a estos mismos sectores. Entre las principales causas del abuso de esta práctica médica se encuentran escolaridad, número de gesta, nivel de desarrollo humano, infraestructura en salud y número de personal capacitado, indica el reporte del estudio El panorama de las cesáreas en la Frontera Sur de México; ideas y creencias, presentado en San Cristobal de las Casas, Chiapas, en la Semana de Intercambio Académico 2014 de Ecosur.
 
Esta investigación es pionera en su campo ya que pretende documentar cuáles son las razones o motivos que hacen que las madres y los médicos prefieran cada vez más la cirugía de cesárea para alumbrar una nueva vida. El estudio tiene otro valor agregado para entender las primeras etapas de vida de algunos menores, pues el hecho de que las mujeres resuelvan sus embarazos a través de cesáreas se ha asociado con la baja lactancia materna y elevada incidencia de obesidad infantil.
 
“Hay que estudiar el tema desde varios puntos de vista. En el caso de los médicos hay que ver cómo los están educando en las universidades, pues hay muchos ginecobstetras que tienen la exigencia de tener cierto número de cirugías para que aprendan más y que hagan cesáreas por rutina, lo que está mal. También  hay que estudiar por qué los seguros de gastos médicos privados sí pagan las cesáreas pero no pagan los partos naturales. Otro campo es el que tiene que ver con las mujeres porque se piensa que sexualmente las mujeres conservan mejor su aparato reproductor si no dan a luz por vía vaginal. Estas son las áreas que vamos a estudiar en la segunda parte del estudio”, indicó la  especialista en etnografía Ana Laura Pacheco.
 
“Dos temas adicionales que no debemos dejar de mencionar es el factor laboral, que hace que las mujeres prefieran tener ya una operación en una fecha programada, y las malas experiencias que han tenido muchas mujeres durante la labor de parto. Hay historias de horror que han narrado mujeres al dar a luz, en las que son agredidas verbalmente o recibido malos tratos, lo cual se debe ser considerado violencia obstétrica y ser analizado cuidadosamente”, concluyó.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: