Riesgo de osteoporosis, aumenta con la edad

Para prevenir esta enfermedad, especialistas recomiendan el consumo de lácteos, como leche, mínimo dos vasos al día, yogurth y queso.

09/03/2014 1:00
AA

Un estilo de vida saludable es la clave para que el tiempo no cause mayor daño al principal aliado de la salud en los adultos mayores: su movilidad.

El riesgo de padecer osteoporosis en las mujeres aumenta con la menopausia y con ello la fragilidad de los huesos y la necesidad de extremar los cuidados del aparato locoomotor.

“Realizar paseos al aire libre, incluir los lácteos en la dieta y evitar excesos en tabaco, alcohol y café, ayudará a mantener la salud de los huesos a pesar del avance de los años”, dijo Eduardo Úcar, presidente de honor de la Sociedad Española de Reumatología y reumatólogo en el Hospital de Basurto (Bilbao), 

Aparte de la menopausia o el envejecimiento, hay otras circunstancias que aumentan el riesgo de la salud ósea, por ejemplo el reposo prolongado en cama o tomar ciertos medicamentos.

“La artrosis es otra de las enfermedades más presentes en la población que afecta a la salud de los huesos”, indicó el especialista.

Haciendo referencia a la salud ósea de la mujer, Úcar señala la necesidad de evaluar cada caso en concreto, una radiografía complementaria podría ser suficiente para evaluar la salud ósea y unos sencillos cambios en el estilo de vida podrían no hacer necesario el uso de suplementos de calcio y vitamina D antes de pasar a los suplementos.
 
“Hay que considerar aspectos como la existencia de fracturas, los antecedentes de éstas en la familia, cuándo se produjo la menopausia o si se toman determinados fármacos para evaluar los posibles riesgos”, añadió el especialista.
 
Consejos para unos huesos sanos
Úcar señala que la toma de suplementos es útil en determinados casos,  no obstante hace hincapié en que unos hábitos saludables pueden ayudar a mantener sanos los huesos y destacó los principales consejos para mantener una buena salud ósea 
 
1. El consumo de la leche y sus derivados es muy importante durante la infancia y la adolescencia cuando los huesos aún están creciendo pero también a lo largo de toda la vida para mantener su salud a través de un adecuado aporte de calcio.
 
2. Luz solar y calcio de origen natural: el consumo de leche debe ser como mínimo de dos vasos al día y se recomienda además añadir otra ración de lácteos como yogurth y queso. 
 
3. Cuando no es posible tomar lácteos: además de los suplementos, si no se puede tomar leche, el consumo de legumbres, frutos secos, verduras, pescados ymariscos como los langostinos pueden cubrir nuestras necesidades de calcio.
 
4. Es importante consultar con el médico todas las dudas o resultados del tratamiento que se esté siguiendo y crear un vínculo para conseguir sacar el mejor partido de los consejos del especialista.
 
5. No acudir a remedios homeopáticos, curanderos o remedios caseros con hierbas: “lo único que se consigue es perder tiempo y dinero” afirma Úcar.
 
6. Cualquier tipo de ejercicio será bienvenido para la salud locomotora, se aconseja nadar o ir en bicicleta y Úcar recomienda los ejercicios de estiramiento para fortalecer los músculos y proteger los huesos.
 
7. Caminar y hacer ejercicios de movilización de las articulaciones son también muy recomendables y fáciles de llevar a cabo, señala el especialista.
 
8. Cuando haya dolor o molestia aguda o persistente acudir al médico de cabecera, si éstos no mejoran o se presentan otros malestares, lo mejor es acudir al médico, igualmente es necesario buscar consejo médico si existe inflamación en alguna de las articulaciones.
 
9. Es clave seguir los tratamientos prescritos por el médico y si se detienen o no se pueden tomar por algún motivo hay que comunicárselo al doctor que esté tratando al paciente. (Con infomación de Infosalus)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: