Los riesgos de calmar la sed con bebidas azucaradas

Las bebidas con azúcar quitan la sed por un momento, pero no hidratan, todo lo contrario

14/12/2018 3:22
AA
bebidas azucaradas

El consumo de bebidas con azúcar es muy frecuente en la actualidad, sin embargo, hidratarse con bebidas azucaradas en lugar de agua simple, puede tener muchos riesgos.

Este riesgo es más alarmante en niños, quienes actualmente empiezan a tomar bebidas azucaradas en exceso desde antes de los 6 años.

Calmar la sed con bebidas azucaradas

De acuerdo a José Luis García Arcadia, director del Hospital General Subzona número 6 del IMSS en Tecate, lo único que debemos tomar para calmar la sed es agua natural.

El especialista indica que el organismo utiliza el agua para mantener el correcto funcionamiento de todos los procesos vitales del cuerpo.

bebidas azucaradas

El agua que bebemos también actúa como refrigerante a través del sudor, cuando la temperatura corporal se eleva demasiado.

Esto implica una pérdida de líquidos, además de los que ya perdemos al respirar, orinar y defecar.

Cuando hay una pérdida de agua en nuestro cuerpo, se activa la sensación llamada sed, que alerta que es momento de reponer el líquido perdido.

Desafortunadamente, la mayoría de las personas tiene el hábito de tomar bebidas azucaradas cuando tiene sed, como jugos envasados e industrializados.

Las bebidas azucaradas funcionan de manera temporal para calmar la sed, pero no hidratan, al contrario, incrementan los niveles de azúcar en la sangre y alteran el metabolismo.

También lee: Efectos del azúcar en la salud ocultos por 50 años

En los niños menores de seis años hay una mayor necesidad de consumir líquidos, por lo que darles bebidas azucaradas para calmar la sed favorece enfermedades como diabetes infantil, obesidad y sobrepeso.

Los adultos también tienen riesgo de enfermedades como hipertensión, diabetes y obesidad, además de caries.

¿Cómo dejar las bebidas azucaradas?

Según el especialista, el incremento y la saturación del consumo de bebidas azucaradas para quitar la sed, han deformado el gusto por el agua natural.

Como no tiene olor, color ni sabor, es normal que resulte menos atractiva, pero no por ello debe ser sustituida por bebidas con exceso de azúcar como el refresco y menos cuando se usa para hidratar el cuerpo.

Sin embargo, debemos retomar gradualmente el gusto por el agua natural utilizando líquidos de transición, como agua de fruta natural hecha en casa y con poca azúcar.

Empieza por disminuir el endulzante poco a poco hasta lograr el gusto por el agua natural y también fomenta este hábito en los niños.

De esta forma, el organismo aprenderá a ser menos dependiente del azúcar para satisfacer el paladar.

No obligues a los niños a tomar agua simple, crea el hábito poco a poco, de lo contrario terminaran odiando el agua natural y lo tomaran de mal modo.

Recuerda que la mejor forma de educar es con el ejemplo, así que empieza a disminuir tu consumo de bebidas azucaradas y cuida tu salud.

Sigue leyendo: La cantidad de azúcar oculta que hay en los yogures


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: