Un rocódromo para tratar la depresión

Hospitales de Alemania y Australia han habilitado paredes para escalar con fines terapéuticos

23/06/2017 12:28
AA

En muchos lugares es común ir de excursión a montañas o lugares específicos para poder escalar, pero en Alemania y Australia lo más común y normal es ir a un hospital a escalar.

Escalar para mejorar la salud mental

Hace años que estos dos países están a la vanguardia, en una estrategia poco conocida en otras regiones, escalar con fines terapéuticos para mejorar la salud mental.

El hospital clínico de la ciudad alemana de Memmingen es uno de los centros de salud que tienen un impresionante rocódromo para los pacientes.

Olvida la depresión en las alturas

Una investigación reciente de la Universidad de Arizona en Estados Unidos, midió el impacto en el tratamiento de la depresión al practicar este deporte. Tras una investigación de ocho semanas notaron una mejoría significativa en el nivel de depresión de los pacientes, que pasaron por un grado de depresión severa o moderada a uno leve.

“Esta práctica te obliga a concentrarte en el momento presente, no te permite pensar en otras cosas que están pasando en la vida, tienes que concéntrate en no caer” destaca Eva María Stelzer, líder del equipo de investigación.

Escala y olvida todos tus problemas

Aunque muchas formas de ejercicio son beneficiosos para la salud mental, lo que hace que escalar entre en un programa terapéutico son: todo mundo puede escalar, hasta los niños lo hacen de manera natural.

Además, no hay que estar en forma para practicarla, una buena técnica es más importante que la fuerza, el progreso se percibe inmediatamente.

Para Alexis Zajets psicoterapeuta del Instituto de Escalada Terapéutica, esta práctica es muy buena porque “a los pocos segundos de empezar ya tienes tu primera sensación de éxito, solo con dar el primer paso”. También destaca que muchos pacientes están cómodos con este tipo de terapia y prefieren este ejercicio a sentarse en una mesa y hablar.

Superación libre de todos los malos pensamientos

En 2012 Jack McManus, vivió dependiente de una medicación fuerte para tratar su depresión psicótica severa, que padecía desde la niñez y que a veces impedía que saliera de casa. Pero inesperadamente la escalada lo sacó de ese estado: ahora maneja mejor su condición y tiene una vida casi normal.

“Cuando estás escalando estás centrado en el momento, totalmente presente en lo que estás  haciendo y tu mente se libera de otros pensamientos. Es una vía de escape maravillosa” aseguró McManus.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: