¿Rompes y vuelves con tu pareja constantemente?

Conoce las cuatro calves que evitarán que rompas y vuelvas con tu pareja constantemente.

19/05/2016 4:00
AA

Cuando se termina una relación, usualmente las parejas deciden seguir su camino cada quien por su parte, conocer gente nueva y vivir nuevas experiencias; sin embargo, hay muchas que después de un tiempo, deciden regresar pero al ver que todo vuelve a salir mal terminan, pero al final se dan otra oportunidad y así viven durante mucho tiempo.

En la mayoría de los casos, este comportamiento se presenta en personas que no soportan estar con su pareja pero que cuando están lejos, tampoco pueden vivir tranquilos, lo que es una clara señal de codependencia, pero eso es algo que ellos no notan.

Nelly Martínez, psicóloga de la Universidad Javeriana, indica que esto ocurre más por capricho por un ciclo que no se cerró, pues la relación no se termina adecuadamente, lo que genera la sensación de que hay algo pendiente que hacer.

La especialista indica que al terminar, se suele comenzar una aventura pero después regresan, hasta que se generan los problemas, arman una pela y se vuelven a dejar, algo que no es sano para ambos.

Ahora bien, darse una segunda oportunidad, no significa que vaya a ser un fracaso cuando en verdad se sabe lo que se quiere y se pone empeño en mantener una relación sana.

Por ello, a continuación te decimos algunas claves para evitar terminar y volver a cada rato:

  1. Hazte responsable de tus errores: reflexiona sobre tus responsabilidades en los problemas de la relación, sin culpar de todo a tu pareja, ya que así no resolverán nada. Para que funcione, esfuérzate por cambiar las malas actitudes y dar lo mejor de ti. lo mismo debe hacer tu pareja.
  2. Medita la situación: antes de decidir terminar o regresar, analiza a profundidad tus razones, ¿en verdad ya no pueden estar juntos?, ¿ya no se quieren?, ¿no hay solución o ¿regresas por no estar solo?, ¿es capricho? Para tomar la mejor decisión, debes ser honesto contigo mismo.
  3. Identifica las señales de alerta: aunque sientas un afecto, debes estar consciente que eso no es más fuerte que los malos momentos. Si estando juntos se critican, lastiman o no hay un día en que no peleen, entonces ¿para qué estar juntos? Recuerda que lo primero es tu salud mental y bienestar.
  4. Admite el fracaso: en ocasiones, el ciclo no se rompe porque las personas no aceptan que hayan fallado, por lo que se aferran en la relación y buscan salvarla sólo para demostrarse de que son capaces de ello. Sé sincero y acepta que por más que esa persona sea inteligente, agradable y tierna, no puedes estar con ella. Aprende a alejarte en el momento oportuno.

(Con información de Informador y Vanguardia)

 

 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: