Síndrome ataca a profesionales de la salud

Este síndrome fue detectado en los años 70 y se encontró que es muy frecuente entre el personal de salud y quienes cuidan enfermos.

20/01/2011 8:41
AA

La vida diaria, el trabajo y todas las actividades que hacemos día a día nos provocan un desgaste emocional y físico. Que hasta cierto punto es normal, pero es importante saber cuándo nos está rebasando, pues podríamos padecer el síndrome de Burnout.

Se trata de un síndrome ocasionado por el deterioro o agotamiento producido por el excesivo gasto de recursos físicos y emocionales que implica un trabajo profesional.
 
En nuestro país es también conocido como el síndrome de desgaste profesional o síndrome de desgaste ocupacional. Éste empezó a estudiarse en los años 70 por psicólogos y psiquiatras, especialmente en las profesiones en donde se debe tener trato con las personas como los médicos y los profesores, incluso sacerdotes y quienes cuidaban a familiares con Alzheimer.
 
Finalmente los especialistas concluyeron que este síndrome está íntimamente relacionado con el estrés y ahora Maria Eloisa Dickson investigadora de la Universidad Autónoma de México, está tratando de encontrar la relación que existe con los factores psicosociales.
 
La investigadora afirma que el estrés es una respuesta a factores externos y que está puede dar indicios de cómo una persona reacciona ante ciertas circunstancias.  
 
Por ello es que tras el estudio que ella realiza en estos momentos es posible identificar a nivel individual el comportamiento ante el control de las emociones, la seguridad en uno mismo y la autoestima, así como los aspectos sicológicos, sociales y culturales.
 
Características del síndrome de Burnout
 
Los síntomas son el cansancio o agotamiento emocional, la frustración o insatisfacción por lo que se hace, y la despersonalización, que se manifiesta como indiferencia o apatía ante el trabajo.
 
Este tipo de sensaciones, de acuerdo con la investigadora, después provocan que las personas empiecen a  volverse apáticas, se sientan incapaces de tener logros personales, se ausenten, empiecen a cometer errores, maltraten a  las personas con quienes trabajan
 
Y en cuanto a los síntomas físicos, la investigadora señala que pueden presentarse palpitaciones, gastritis o  migrañas entre otros.
 
Para la especialista no hay un cuadro específico que indique que se tiene el síndrome, sin embargo dice que en el personal de salud hay tres factores que lo desencadenan: la manera individual en que se responde a una determinada situación, el ambiente laboral y el tipo de pacientes que deben ser atendidos.

Dickinson afirma que para tener la oportunidad de manejar adecuadamente este síndrome, lo principal es detectarlo de manera temprana y no esperar sus consecuencias.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: