¿Sabes elegir correctamente lo que vas a comer?

Proyecto Itacate enseñan a comunidades indígenas a variar su alimentación con los recursos que tienen a la mano

01/09/2016 12:42
AA

Si un adulto no come bien, tendrá graves deficiencias nutricionales que repercutirán en su estado de salud, pero la situación es más grave en los niños, que de no recibir la alimentación adecuada, no tendrán un óptimo desarrollo físico y mental.

Uno de los errores más comunes que se comenten en las comunidades indígenas, es  incluir en el desayuno infantil una taza de café.

La cafeína, especialmente por la mañana, inhibe la adecuada adherencia de nutrientes, explica la Dra. Cecilia Gutiérrez, directora de Programas y Proyectos de Itacate, una empresa con 16 años en México que se dedica a generar soluciones alimentarias integrales.

En este tiempo, han estado presentes en 17 estados a través de la entrega de complementos nutricionales de alto valor nutritivo.

El proyecto más reciente se desarrolló en el estado de Hidalgo, trabajaron con 15 mil niños de 520 instituciones educativas, donde encontraron que los mayores problemas son la desnutrición crónica y la anemia.

El proceso consistió en la entrega de un kit nutricional: leche, galleta y un mix de frutos secos, esto acompañado de un complemento nutricional llamado vitanuth, rico en vitaminas, minerales y proteínas que se les dio a los niños tres veces a la semana.

El principal propósito es enseñar a comer a las familias, así que como parte del plan entregaron también un kilo de verduras fortificadas y les dieron talleres educativos de orientación alimentaria.

Monitoreo y evaluación

El estudio tuvo una duración de tres años y medio, tiempo durante el que trabajaron con Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y el DIF estatal.

Para medir el antes y el después, 35 personas trabajaron de cerca con las comunidades haciendo seguimiento y acompañamiento, su tarea fue verificar que los niños consumieran los kits alimentarios, además de medirlos y pesarlos.

La estrategia consistió en dar a los niños desayunos fríos (leche descremada, cereal integral, fruta fresca o deshidratada) o calientes (leche descremada, platillo fuerte y fruta), incluso en la época de vacaciones; la otra variante fue el desayuno frío más el complemento Vitanut-Pro.

Los resultados

Al finalizar el estudio, se encontró que la prevalencia de talla baja disminuyó, así como de anemia. Además, las familias adquirieron habilidades y destrezas para aplicar en la vida diaria, variaron su alimentación, que antes estaba conformada de tortillas y frijoles.

Las familias consumen lo que tienen a la mano, es por eso que se encontró un alto consumo de refresco y harinas y un bajo consumo de frutas y verduras.

En las comunidades, muchas veces los productos que se encuentran en la tienda imponen el hábito alimentario y ahí no hay frutas y verduras, señala la especialista.

Para que los hábitos se arraiguen en la comunidad, se les enseñaron también procesos de autogestión, volver a cultivar la tierra para consumo propio, teniendo producción de alimentos que se intercambiaron entre la comunidad.

La alimentación en niños, explica Cecilia Gutiérrez, es primordial para su desarrollo, si nos encontramos en una situación extrema debemos cuáles son los alimentos que no deben faltar, porque al  tener niños bien nutridos, tendremos a los profesionales del mañana.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: