¿Sabes la diferencia entre antojo y hambre?

La health coach Nathaly Marcus comparte 3 tips para aprender a escuchar a nuestro cuerpo.

09/02/2016 4:04
AA
La salud es el mayor tesoro que tenemos, pues sin ella, nada es posible; sin embargo, el ajetreado estilo de vida actual, el estrés y las preocupaciones, hacen que la descuidemos, teniendo como consecuencia, una mala calidad de vida.
 
Tener una buena salud, depende de distintos factores de los cuales algunos no podemos controlar como la genética o la edad, pero sí hay muchos otros en los que podemos intervenir.
 
La health coach Nathaly Marcus, autora del libro “Secretos para mantenerte sano y delgado” y directora de la clínica Bienesta, señala que tener malos hábitos, especialmente alimenticios, influye en el deterioro de nuestra salud, ya que son un factor de riesgo en diferentes tipos de enfermedades crónicas.
 
No te dejes manipular por los antojos
Para alimentarse sanamente, la especialista indica que lo primero que debemos hacer, es  aprender a escuchar al cuerpo, pero ¿cómo lograrlo?
 
1. Diferencia entre hambre y ansiedad: el hambre se siente en la boca del estómago, además de que provoca mal humor, disminución de energía, debilidad o dolor de cabeza, mientras que la ansiedad, se percibe en la mandíbula y su principal característica es que se comienza a salivar.
 
2. Maneja la ansiedad de diferente manera: la comida no es la única manera de combatirla. Actividades como salir a caminar, ponerse a trabajar, escribir una carta, llamar a un amigo o tomar un té, ayudan a sentirse mejor.
 
3. Honra tu hambre: come hasta estar al 80% y no al 100%. Para saber el momento en que llegas a este punto, hay que calificar los alimentos. Por  ejemplo, si la primera porción amerita un diez, al igual que la segunda o la tercera, pero la cuarta ya baja a un ocho, ese es el momento de parar.
 
Vive en armonía
Nathaly Marcus también comenta que una buena salud no sólo consiste en no enfermarnos o en tener un buen aspecto físico, sino en vivir felices y sentirnos bien con nuestra persona, y ¿cómo se logra esto? Generando un equilibrio entre mente y cuerpo.
 
“La mente tiene una emoción y el cuerpo responde a ello por lo que tu cuerpo es tu mejor amigo para alcanzar la felicidad. Si yo tomó decisiones asertivas en mis hábitos, cuido mi alimentación y me digo cosas positivas,  empoderó a mi cerebro lo que generará un círculo virtuoso para que me cuide mejor.” 
 
Alcanzar este equilibrio no es difícil, solo basta de disposición y de pequeños  cambios en tu estilo de vida como los que recomienda la health coach.
 
1. Duerme bien, entre seis y ocho horas diarias.
2. Se agradecido en todo lo que hagas y las cosas que vivas día a día.
3. Cena ligero para evitar perder energía.
4. Medita cinco minutos al día hasta llegar a los 20 minutos.
5. Respira cuando estés estresados y de manera profunda a lo largo del día.
6. Mastica despacio para digerir mejor los alimentos y para no inflamar al cuerpo.
7. Toma más agua natural y deja de lado los refrescos.
8. Consume alimentos con antioxidantes y antinflamatorios como los tés.
9. Aliméntate con productos naturales y evita los procesados.
10. Define prioridades para no vivir con estrés
 
 “Comprométete con tu salud, recuerda que tu cuerpo es tu único templo.”
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: