¿Sabes qué es el autismo? Conoce mitos y realidades

Especialistas señalan que el autismo no es una enfermedad sino un trastorno que afecta el desarrollo social de los niños.

02/04/2013 9:43
AA

Con motivo del Día Internacional para hacer Conciencia sobre el problema del Autismo, que se celebra este 2 de abril, edificios importantes del mundo, incluídos el Ángel de la Independencia y la Cámara de Diputados en San Lázaro, ambos en la Ciudad de México, se iluminarán de azul, color simbólico que corresponde a esta condición.

El autismo, de acuerdo con los manuales internacionales, es un trastorno del desarrollo infantil que afecta la socialización, comunicación y lenguaje del niño que lo padece.

La instauración de esta fecha especial, para crear conciencia alrededor de este padecimiento, se formalizó el 27 de noviembre de 2007, cuando la Asamblea General de la ONU resolvió que declarara el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, aunque once años antes, en el Parlamento Europeo ya se había adoptado la Carta de Derechos de las Personas con Autismo.

La finalidad de una fecha especial para el autismo versa sobre la importancia de verter información tanto de y para profesionales de salud, como de la sociedad en general y personas involucradas de una u otra forma; no obstante, dos de los temas principales, además del intercambio de ideas, es desterrar la discriminación y los prejuicios alrededor de los pacientes, así como reivindicar sus derechos y fomentar su inclusión dentro de la sociedad.

Autismo, ¿qué es?

Los manuales y tratados internacionales hacen referencia a que el autismo no es una enfermedad, sino un trastorno que afecta ciertas condiciones de comunicación en los niños y niñas que lo presentan, y afecta más a los niños que a las niñas.

De igual manera se señala que cuando se conoce a una persona con autismo es necesario ver precisamente al individuo y no al trastorno, sobre todo porque las personas que presentan autismo son distintas, ya que se manifiesta de forma diferente en cada persona, de ahí que se hable del espectro autista o trastorno del espectro autista (TEA), para dar cabida a sus diversas manifestaciones.

Precisamente, dentro de este espectro, se encuentran dos variables: como el síndrome de Asperger, dentro del cual existe la problemática social de comunicación pero no hay problemas de lenguaje; o bien los llamados savants, que aun cuando presenten el trastorno, tienen habilidades prodigiosas para actividades como el ajedrez, la música, el dibujo y las matemáticas.

Autismo no se relaciona con retraso mental

A pesar de que en muchos casos algunos especialistas relacionan el autismo con cierto grado de retraso mental, lo cierto es que, en la actualidad, se ha demostrado que las pruebas para medir esta posible relación no tienen la capacidad de medir la inteligencia de una persona con autismo, y los estudios reflejan que, inclusive, personas con un alto grado de desarrollo del trastorno tienen no sólo un coeficiente intelectual normal sino que algunos son sumamente inteligentes.

Inclusive, existen organizaciones de familiares de pacientes con autismo que luchan porque se le considere como una discapacidad social, más que mental o intelectual.

Origen desconocido

A pesar de los avances en estudios e investigaciones, lo que ha derivado en la posibilidad de que el autismo se genere a partir de un componente genético que no ha sido localizado, además de desencadenantes ambientales como la exposición a metales pesados o contaminación ambiental, aunque esto no ha sido comprobado.

Diagnóstico

Así como el Síndrome de Down, el autismo no cuenta con alguna prueba médica que ayude a su diagnóstico, no obstante, se realizan estudios que pueden determinar su presencia de acuerdo con el comportamiento del paciente, y posteriormente se realizan pruebas de descarte como análisis genéticos, resonancias magnéticas, potenciales evocados acústicos y electroencefalogramas.

Los especialistas indican que aun cuando se habla cada vez más del autismo, eso no quiere decir precisamente que haya más casos, sino, tal vez, que ahora existen mejores diagnósticos.

Cura y tratamiento

Al no ser una enfermedad, el autismo no tiene cura, solamente se controla con diversos tipos de tratamientos, ya sea con fármacos o bien por medio de terapias cognitivas y conductuales para aumentar la comunicación.

Señales de alarma

Los padres de familia deben acudir con un especialista cuando adviertan este tipo de conductas o manifestaciones en sus hijos:

  • Retraso o carencia en el lenguaje
  • Ausencia de respuesta a órdenes sencillas
  • Ausencia de interacción con otras personas
  • No hay un juego simbólico
  • Presencia de movimientos repetitivos, aparentemente impulsivos y no funcionales
  • No aprende por imitación
  • Vacunas y dieta

Un mito alrededor del autismo es que las vacunas pueden ser factor para el desarrollo del autismo, no obstante, científicos demostraron que el estudio que afirmaba esto había sido un fraude.

Por otro lado, las personas con autismo sí presentan una mayor cantidad de problemas gastrointestinales, así como alergias e intolerancia a algunos alimentos, por lo que es importante que se cuide la dieta, ya que eliminando lo que les hace daño se facilita la concentración de los pacientes y se mejora su comportamiento.

Finalmente, algunos estudios y análisis hacen sospechar que personajes famosos como Bill Gates, Bobby Fischer, Albert Einstein, Stanley Kubrik, Daryl Hannah, Al Gore o Vincent Van Gogh presentaron manifestaciones que los ubicaban dentro del autismo de alto funcionamiento: el síndrome de Asperger. (Con información de 20 Minutos)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: