¿Sabes qué es la dislexia y cómo se trata?

La dificultad para leer y escribir porque hay una confusión en la percepción de las letras, no es una discapacidad.

22/08/2011 9:29
AA

La dislexia, es decir la dificultad para leer y escribir porque existe una confusión en la percepción de las letras, no tiene nada qué ver con un trastorno emocional en los niños; sin embargo, los padres deben estar atentos pues un diagnóstico tardío, es decir más allá de los 8 años, puede generar baja autoestima en sus hijos porque no se sienten capaces, considerándose tontos y entran en un proceso de aislamiento, señaló en entrevista con SUMEDICO Radio Laila Anguiano, terapeuta del lenguaje, aprendizaje y audición. Escucha la entrevista parte 1 y parte 2

La autora del libro “Ser mamá, el reto de vivir emocionalmente satisfecha”, precisó que la dislexia es un trastorno neuropsicológico donde no existe una secuencia correcta entre la información visual y viso espacial, es decir, existe una alteración en la secuencia entre el estímulo de la vista, la información que de esta se transmite a través del nervio a la parte occipital del cerebro (encargada del proceso de lectura) y la transformación de la información, “hay un trastorno en este caminito para bajar la información visual y darle una interpretación correcta, esto  puede pasar en cualquier niño”.
 
Es por esto, abundó que en la decodificación  de las letras, en lugar de ver una “b”, ves una “d” y entonces no es posible leer las palabras, si pronuncias letras de manera incorrecta o se incluyen otras que no están escritas.
 
Para identificar la dislexia, abundó la especialista Laila Anguiano, es necesario estar pendientes de la etapa del desarrollo del menor, pues entre los 5 y 7 años comienza el proceso de aprendizaje para leer y escribir; lo ideal es diagnosticarlo entre los 7 y 9 años donde sí se detectan problemas de lectura y escritura, se debe de acudir al especialista a fin de evitar confusiones con otros trastornos, como el déficit de atención, o bien que el niño avance a otros grados y pueda llegar incluso a la secundaria y hasta la preparatoria con este problema.

Los especialistas que pueden diagnosticar en primera instancia la dislexia son los optometristas, pero luego debe ser tratado por un neuropsicólogo o terapeuta del aprendizaje.

No es una discapacidad

Laila Anguiano apuntó que es muy importante darle el mensaje a los infantes con dislexia que no es una discapacidad; para ayudar a nuestros hijos a superar este problema, se cuentan con diversas estrategias que se aplican como juegos, antes de hacer la tarea:

El uso de pijas de madera, que se colocan en tablas con hoyos, donde se colocan en la forma de una letra predeterminada; también existen los mosaicos magnéticos para la formación de letras.
 
Movimientos con aros, el cual consiste en pintar en el piso cuatro aros para simular renglones, los cuales recorrerá el niño de  izquierda a derecha (en el sentido de la lectura) y seguidamente se da direccionalidad, al recorrerlos pero formando letras como la “b” o “d”, a fin de que empiece a procesar la información de manera correcta.

Amplificación de lecturas
, es decir sacar en fotocopias lecturas con letras mucho más grandes para facilitar al niño la observación de las letras. Este sistema se puede complementar con el uso de las canciones favoritas del menor, es decir, se amplifican las letras de los temas de sus artistas predilectos  y se procede a que las lean al tiempo en que se ve el videoclip correspondiente.
 
Juegos de destreza, con los que el  menor se enfrente al reto de acomodar en poco tiempo figuras geométricas, por ejemplo, a fin de que aprenda a manejar la presión que generan el dictado o lectura.
 
Lectura en coro
, en la cual el niño lee junto con otra persona, sea la mamá o el hermano, pero este lo hace un microsegundo más rápido, a fin de que el menor se de cuenta de sus errores y los corrija en automático y posteriormente ya pueda leer solo de manera correcta,
 
(*) Laila Anguiano, terapeuta del lenguaje, aprendizaje y audición. Autora del libro “Ser mamá, el reto de vivir emocionalmente satisfecha”. Tel. 55 89 70 29


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: