¿Sabes qué es la epilepsia?

La epilepsia no siempre se manifiesta con movimiento anormal, esto depende de en donde se origine el desorden, dijo experta SUMEDICO.

25/03/2011 9:22
AA

¿Qué es la epilepsia?
La epilepsia es una enfermedad que se debe a una descarga eléctrica desordenada de las células del cerebro, explicó la presidenta del Grupo “Aceptación” de Epilepsia, A.C, neuróloga Lilia Núñez(*).

Aclaró que no todas las epilepsias se manifiestan con movimientos anormales, pues esto depende del sitio del cerebro del se origine dicho desorden por lo que los pacientes pueden tener sensaciones extrañas, como escuchar, ver u oler algo determinado; en los niños es frecuente que haya como periodos en blanco, donde el niño se desconecta brevemente del medio, pero a veces puede ser tan frecuente en un día que tiene repercusiones escolares, llamadas crisis de ausencias.

Algunas epilepsias, abundó, aparecen sólo en determinada edad, otras se acompañan de otros problemas neurológicos, otras se producen sólo frente a un estímulo definido, como descargas de luz; otras más son hereditarias, o se acompañan de problemas en otras funciones cerebrales o en otros órganos. Cuando así sucede se habla de “síndromes epilépticos”.

No todas las epilepsias tienen el mismo pronóstico, es decir habrá algunas que se controlan muy fácilmente con un antiepiléptico determinado, otras que sólo aparecen en la infancia y pasada ésta no vuelven a repetirse, pero hay algunos síndromes epilépticos, que se asocian a problemas neurológicos progresivos, que dañan el desarrollo de los niños y a veces de los adolescentes, y son de muy difícil control.

Entre las causas de esta enfermedad, la experta destacó:

  • Defectos cerebrales congénitos
  • Lesiones provocadas en la cabeza del bebé al momento del parto
  • Enfermedades metabólicas con las cuales los niños pueden nacer, como es la fenilcetonuria
  • Golpes en la adolescencia o etapa adulta
  • Insuficiencia renal o hepática
  • Tumores u otras lesiones cerebrales estructurales (como hematomas o vasos sanguíneos anormales)

La doctora Lilia Núñez refirió que existen condiciones en las que una persona puede tener una crisis sin que realmente sea epiléptico, por ejemplo los niños entre los seis meses y los cinco años, pueden presentar crisis cuando tienen fiebre (crisis febriles). En otras ocasiones, puede haber una crisis única, cuando se presenta una baja brusca de azúcar, o una intoxicación por alcohol. Aquí solamente se debe tratar la causa que la motivó es lo más importante.

Algunas formas de epilepsia tienen un factor hereditario, como las crisis de ausencia, y las crisis mioclónicas del adolescente; otras están desligadas de la herencia y se deben a problemas adquiridos como una infección, un parásito o un golpe severo.

Cuando una persona presenta una crisis por primera vez, debe acudir al médico a la brevedad, para que éste determine la causa posible de ésta, y actúe en consecuencia, así como según sea el caso administre medicamentos para evitar que las crisis se repitan. El médico revisará al enfermo, muy probablemente ordenará estudios, y según la edad, y las características de las crisis, realizará estudios de imagen, como la tomografía de cráneo, o la resonancia magnética. Casi en todos los casos solicitará un estudio de electroencefalograma, y si sospecha que la causa del problema sea una infección del sistema nervioso hará estudios del líquido cefalorraquídeo.

Si se identifica una causa específica de las mismas se dará tratamiento específico por ejemplo, si es un tumor que se pueda operar, se intervendrá al paciente, o si se trata de un cisticerco vivo, se dará tratamiento que lo destruya. Según el caso, se requerirá también de tratamiento antiepiléptico independientemente de la causa.

La epilepsia en el embarazo
En el embarazo existen diversos cambios hormonales, biológicos e incluso químicos, por lo que la mujer con antecedentes de epilepsia debe de considerar todas las medidas de prevención que debe de tomar para poder tener un embarazo exitoso, lo cual se puede lograr con un adecuado control y, sobre todo, con una buena ingesta de ácido fólico que ayuda a evitar malformaciones congénitas, aseguró la doctora Lilia Núñez, presidente del

Capítulo Mexicano del Buró Internacional para la Epilepsia
Refirió que se deben de considerar todos los riegos, pues el embarazo puede afectar la frecuencia de crisis epilépticas; los estudios al respecto muestran reportes muy heterogéneos en cuanto a la modificación de la frecuencia de las convulsiones, en general se acepta que un tercio de las pacientes podrán tener mayor número de sus crisis y otro tercio no presentará modificación al embarazarse; sin embargo en pacientes mexicanas del Instituto Nacional de Perinatología, seleccionadas y bajo control perinatal estricto, se observa que el 46% no presentaron manifestaciones epilépticas durante el embarazo, en el 29% se documentó una disminución en la frecuencia de las crisis, al compara con el año previo al embarazo, 14% presentaron una frecuencia similar y sólo 11% incrementó la frecuencia de las crisis.

Esto pone de manifiesto que bajo vigilancia estrecha, la mayoría de las pacientes epilépticas que se embarazan, pueden cursar su gestación con pocos o ningún evento epiléptico durante su embarazo.

Tras una década, surge nueva tecnología de atención a la epilepsia

Los enormes costos y largo tiempo que requiere la investigación para la innovación de fármacos es la causa principal por la que se debió esperar 10 años para que surgiera un nuevo medicamento para el tratamiento de la epilepsia.

Sin embargo, en el marco del Día Mundial de la Epilepsia, fue presentada la sustancia Lacosamida como la terapia más novedosa en el tratamiento de las crisis de inicio parcial en pacientes con epilepsia, mayores de 18 años.

Esto, porque la Lacosamida es una alternativa para los pacientes cuyas crisis no se controlan adecuadamente con los antiepilépticos actuales, además de ser útil en el tratamiento de las crisis de inicio partical (aquellas que inician en una zona específico del cerebro), el cual afecta al 60 por ciento de las personas afectadas.

El laboratorio UCB Pharmaceuticals es el precursor de este nuevo medicamento, que ayuda a la reducción de crisis a partir de una acción de la nueva molécula Locosamida cuya acción cosiste en la modulación de la actividad de los canales de sodio en el sistema nervioso, los cuales desempeñan un papel esencial para regular la actividad eléctrica y ayudar a las neuronas a comunicarse adecuadamente.

Algunas veces los canales de sodio son anormalmente hiperactivos y las neuronas se excitan  demasiado, lo cual puede producir una  crisis, Lacosamida redice esta hiperactividad para que el canal dependiente de voltaje esté diariamente ante mayor tiempo relajado, lo cual es una acción distinta a los actuales medicamentos bloqueadores de los canales de sodio.

(*)Dra. Lilia Núñez Orozco
Neuróloga
Jefe del Servicio de Neurología del CMN 20 de Noviembre, ISSSTE. Cd. De México.
Profesora Titular del Posgrado de Neurología, UNAM.
Presidenta de la Academia Mexicana de Neurología 2000-2002
Presidenta del Consejo Mexicano de Neurología
Coordinadora del Grupo “Aceptación” de Epilépticos (GADEP)
Presidenta del Capítulo Mexicano del Buró Internacional para la Epilepsia
2004-2006
Presidenta del Comité Latinoamericano del Buró Internacional para la
Epilepsia 2005-2013


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: