¿Sabes qué es la resequedad ocular?

Trabajar con la computadora y mantener la vista fija en la lectura puede provocar que el ojo se reseque, señala especialista.

08/06/2012 9:04
AA

El ojo seco, correctamente llamado como síndrome de disfunción lagrimal, se caracteriza porque la persona tiene una disminución en la producción de la cantidad de los componentes de la lágrima o porque debido al ambiente en el que se desenvuelve, la lágrima que cubre al ojo y lo lubrica en la superficie, se evapora muy rápido, explicó en entrevista con SUMEDICO, el oftalmólogo Raúl Suárez (*).

Asimismo señaló que la persona puede percatarse de que lo padece porque percibe enrojecimiento de la conjuntiva del ojo (ojo rojo), y dice sentir arena o cuerpo extraño en el ojo, resequedad, o necesidad de cerrar mucho los ojos.

Y aunque estas molestias pueden tratarse y controlarse, el síndrome no tiene una cura como tal. Asimismo Sánchez dijo que el síndrome de disfunción lagrimal es uno de los 10 padecimientos más frecuentes por lo que las personas acuden a consulta oftalmológica, y son las mujeres que están en la etapa de la postmenopausia las más afectadas porque en general disminuyen todos sus fluidos corporales.

También pueden sufrir este síndrome las personas que trabajan con computadoras y tienen que mantener mucho tiempo la vista fija en la lectura, provocando que el ojo se reseque por falta de parpadeo, y en estos casos, el especialista señaló que si hay un modo de evitar que el problema se prolongue.

Otro de los factores ambientales que pueden agravar este síndrome es permanecer en lugares calientes o secos que deshidratan el ojo, así como trabajar en obras o espacios en donde hay mucha tierra, corriente o aires acondicionados.

Asimismo el especialista señaló que este síndrome es muy fácil de confundir con la conjuntivitis porque la conjuntiva se inflama o con el “famoso aire de ojo”, que en realidad no existe, sino que es una inflamación por irritación.

Y para tratarlo, el especialista recomienda asistir al oftalmólogo si es que la molestia ya duró más de siete días, mientras que recomienda usar algún lubricante comercial si la irritación o molestia es porque algo extraño entró al ojo, o conocemos la causa inmediata del malestar.

No cometas estos errores

Sin embargo señaló que hay errores graves que las personas pueden cometer en contra del sentido más preciado que tenemos si usan agua de la llave para tratar de limpiarse el ojo ante alguna mala sensación, porque aunque sea potable, siempre hay bacterias, o peor aún usar té de manzanilla, que además de ser un poderoso astringente que nos resecará más el ojo al rebajar el componente aceitoso de la lágrima, puede generar alergias por la impresionante cantidad de alérgenos que esa infusión tiene.

Asimismo señaló que lo mejor es que si de antemano se sabe que la persona está o trabaja en condiciones desfavorables para su ojo, lo mejor es prevenir:
 

  • Al usar la computadora, asegúrate de que la parte superior del monitor quede como máximo a la altura de tus ojos, así al ver la pantalla el párpado superior puede cubrir parte del ojo evitando que la lágrima que lo recubre se evapore tan rápido.
  • Parpadea varias veces para distribuir bien la lágrima en todo el ojo
  • Evita trabajar cerca de ventanas, corrientes, o donde el aire acondicionado apunte directo a tus ojos
  • Evita el uso de lágrimas artificiales porque hay otro tipo de enfermedades que podrían producir los mismos síntomas y fácilmente puedes confundirlo, logrando que la enfermedad empeore como pueden ser la conjuntivitis alérgica o infecciosa.
  • Si es un bebito el que está mal del ojo, evitar a toda costa usar infusiones de manzanilla directo en los ojos o en la nariz, porque se ha comprobado que lejos de ayudar les provoca más alergias.
  • En caso de ser un malestar ocasional sí puede usarse la gota de manzanilla que comercializan y que está limpia de cualquier microbio, pero recordando que es un astringente y que no debe usarse frecuentemente.
  • Si se trabaja al aire libre o en lugares con tierra se deben usar lentes y asegurarse que las micas tengan el tratamiento de polarizado y filtro UV, sino lejos de ayudar a la salud ocular se lastimará más.

Elegir el mejor lubricante ocular

Cuando la opción si es el uso de un lubricante ocular, lo ideal es que sea el oftalmólogo quien lo recomiende pues la lágrima tiene tres componentes uno de agua otro de moco y uno más de lípidos o de grasa, y el lubricante que servirá, será el que regule la parte de la lágrima que más desbalanceada está.

Pues sólo así se puede humectar la conjuntiva del ojo para que haya una sensación de normalidad, y para ello el oftalmólogo indicó que hay gotas, geles y humectantes con y sin preservador, lo que indica que el llorar, voluntaria o involuntariamente no ayudan a una mejor lubricación, pues “la lágrima que se genera con el llanto emocional es muy ácida e irrita más el ojo, y eso lo vemos, cuando alguien acaba de llorar, tiene los ojos irritados, de lo contrario serían ojos limpios y radiantes”.

Asimismo, el especialista señaló que cuando se compren los lubricantes, es de suma importancia evitar los que tengan vasoconstrictores o aquellos que dicen que limpian el ojo porque tienen componentes que le causan adicción al usuario y no puede dejar las gotas posteriormente.

(*) Raúl Suarez Sánchez
Oftalmólogo especialistas en cornea y cirugía refractiva
Director del área de cornea y cirugía refractiva de la hospital Conde Valenciana
Presidente del centro mexicano de córnea y cirugía refractiva
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: