¿Sabes qué son las ITS o las ETS?

Las enfermedades o infecciones de transmisión sexual se adquieren principalmente durante todo tipo de relaciones sexuales.

27/05/2011 12:01
AA

Las infecciones o enfermedades de transmisión sexual (ITS o ETS), son un grupo de enfermedades que se adquieren principalmente durante las relaciones sexuales, sean  vaginales, anales,  orales, o cualquier otra vía de  contacto directo con secreciones infectadas.

 
Así lo explicó a SUMEDICO el doctor Emilio Herrera Basto, director de Atención Integral del Centro Nacional para la Prevención y Control del Sida (Censida), al apuntar que la incidencia y prevalencia es variable depende de factores como raza, nivel socioeconómico, educación, cultura, etcétera.
 
El hecho, destacó, es que  las ITS se encuentran entre las principales causas de enfermedad en el mundo, con consecuencias económicas, sociales y sanitarias de gran repercusión en muchos países.
 
Las infecciones de transmisión sexual actúan como  cofactores en la adquisición de la infección por VIH, específicamente las de tipo ulcerativo, pero además se ha demostrado se ha demostrado que favorecen también las no ulcerativas por lo que es necesario su estudio en forma integral para prevenir y controlar ambas infecciones.
 
En México, puntualizó, las ETS  ocupan uno de los cinco primeros lugares en la demanda de atención, entre las 10 primeras causas de morbilidad general entre  la edad de 15-24 años con predominio en el sexo femenino. 
 
Actualmente, precisó el doctor del Censida, existen dos tipos de abordaje para el diagnóstico y tratamiento de las infecciones de transmisión sexual: Sindrómico y el etiológico.
 
El enfoque sindrómico para el manejo de las ITS comprende la detección de un conjunto de síntomas y signos asociados a un número de agentes etiológicos bien definidos que responden a un mismo tratamiento, que puede prescribirse en el momento de la consulta.
 
El enfoque etiológico es el abordaje más efectivo ya que permite conocer la historia natural del agente productor de la infección, el tratamiento es efectivo y específico.
 
Entre las medidas de prevención de las ETS, incluido el VIH/Sida, se encuentran:
  • Acceder a información veraz y oportuna y el uso de la misma, pues por sí sola no sirve, si no se aplica en favor de la salud.
  • Abstinencia de las relaciones sexuales durante la adolescencia, porque la forma en que se realizan muchas veces no permite el tomar las medidas preventivas adecuadas y oportunas.
  • Uso de un condón nuevo en cada relación sexual.
  • Evitar las relaciones sexuales con varias personas.
  • Evitar las relaciones sexuales casuales, con personas desconocidas, generalmente después de una fiesta o viaje.
  • No consumir bebidas alcohólicas ni drogas que impiden tomar decisiones responsables y seguras.
  • No compartir agujas o jeringas con ninguna persona.
  • Acudir al médico ginecólogo para las mujeres o urólogo para los hombres, en caso de sospecha de alguna enfermedad.
  • Cumplir completamente con el tratamiento recomendado por el médico.
  • Avisar a la pareja o parejas, en caso de padecer alguna enfermedad de transmisión sexual.
  • Suspender totalmente las relaciones sexuales en caso de padecer alguna enfermedad, hasta que el médico determine que se pueden reanudar.
  • Evitar los embarazos en caso de sospecha de alguna enfermedad sexual.

Formas de detección:

  • Cribado de ITS,  debe realizarse mediante un interrogatorio detallado y exploración física completa, especialmente exhaustiva en aquellos sujetos que, por su práctica de riesgo, tienen más probabilidad de presentarla. Se debe realizar serología para Sífilis, Virus hepatitis  (VHA, VHB y VHC) a todas las mujeres y ofrecer la prueba de detección para VIH. La serología negativa de VHA y VHB deberán vacunarse frente a ambos virus.
  • Estudio bacteriológico, permite realizar el análisis de la secreción cérvico-vaginal, el cual   se lleva a cabo con el Examen directo con suero salino, observamos el PH, se podrá visualizar las hifas o formas levaduriformes o mediante tinción de Gram., KOH al 10%, si bien la sensibilidad de los métodos directos es del 50%, por lo que se recomienda el cultivo cuando la observación directa es negativa o en infecciones recurrentes.
  • Citología convencional, permite diagnosticar la lesión causada por la infección persistente por el VPH. La citología cervical convencional o tinción de Papanicolau (PAP) que continúa la técnica validada para cribado poblacional del cáncer de cérvix, la cual ha contribuido de forma extraordinaria a la reducción de la incidencia y mortalidad por cáncer de cervix con una especificidad es del 86-100%, pero su sensibilidad es baja (30-87%, 51% para CIN 3).
  • Colposcopia,  es una técnica de observación que emplea  lente de aumento e iluminación para detectar alteraciones de los epitelios no visibles a simple vista. Tras la aplicación de ácido acético al 3%, se examina el cuello uterino; la luz que incide sobre el epitelio penetra hasta el estroma y la coloración que refleja está en relación con la vascularización del estroma y el grosor del epitelio. Epitelio acetoblanco y patrones vasculares son característicos de displasia o carcinoma. El lugol también ayuda a identificar el epitelio sano, que se tiñe de color caoba mientras el displásico capta peor el yodo quedando un color más claro, amarillento. La colposcopia permite identificar displasias leves y graves pero no enfermedad microinvasora, por lo que la biopsia es preceptiva para la correcta identificación de las alteraciones.

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: